Visto: 38333

 

Declaración Nro: 142

Tema
la creación de cursos de formación matrimonial y de educación sexual en el ciclo primario y secundario insertos gradualmente en el programa de educación nacional y provincial.-
Autor
Sra. Ana María Mateu de Aranda
Incidencias
Texto

DECLARACIÓN N° 142

La H. Legislatura de la Provincia de Formosa,

DECLARA:

Artículo 1º.- Que el fenómeno social de la pornografía se origina en gran medida como contrapartida de un exacerbado tabú sexual imperante en nuestra sociedad. Pues la comunidad nacional y por ende la provincial ha sido víctima de un proceso de colonización pedagógica sincronizado con el avasallamiento y expoliación de nuestra economía y de nuestra dignidad política. Proceso en el cual no se permitía a las clases populares el estudio y la comprensión de su propia realidad social, económica y política. Esta omisión intencional en la programación educativa también tuvo su expresión en la dimensión existencial más importante del hombre: su sexualidad. Sabido es que no figura en nuestro sistema educativo ni un programa de educación para la familia ni cursos de educación sexual, ni siquiera la explicación fisiológica del aparato reproductor. Así como la historia nacional y la realidad socioeconómica quedaba al margen de las aulas, en condiciones hasta de ilegalidad (habida cuenta que todavía sigue siendo tabú el revisionismo histórico en muchas aulas), la Educación sexual, por su parte quedo excluida del estudio normal, y a merced de la capacidad autodidáctica de la población y de los mercaderes de una divulgación clandestina de tipo pornográfico.

Art. 2°.- Que el desconocimiento por parte de la población de los aspectos fisiológicos, psicológicos, sociales de la actividad sexual humana, sumado al clima del tabú social exacerbado hasta el limite de suprimir su mención en ámbitos oficiales, y a la inescrupulosidad de los mercaderes de la publicidad (financiados por aquellos quienes detentan el poder económico en el país) hacen posible la divulgación masiva del material pornográfico.

Art. 3°.- Que la pornografía, analizada desde la perspectiva de una comunidad organizada en democracia, socialmente justa, políticamente soberana y económicamente libre, es perniciosa, pues:

a) Inculca en la juventud una concepción egocentrista a ultranza en desmedro de actitudes sociales positivas;

b) Reduce la sexualidad a la genitalidad, circunscribiendo las relaciones personales y sociales a una correlación intuitiva primitiva carente de racionalidad, sociabilidad y sentido de trascendencia;

c) Idealiza la genitalidad como un valor absoluto, secundarizando cualquier otro valor social o atributo personal;

d) Configura un arquetipo de vida, relacionado con un supuesto progreso en la escala social;

En síntesis, es un factor de alienación corrupción y descomposición social.

Art. 4°.- La difusión de la pornografía es un fenómeno social marginal permanente, pero aflora con mayor virulencia en los primeros momentos de distensión represiva, paralela a la reinstauración de los regímenes democráticos. Tal virulencia suele ser coyuntural.

Art. 5°.- Que la sistematización de su propagación por los medios de comunicación social y la omisión en su tratamiento en los planes educativos oficiales manifiestan con claridad que se trata de una intencionada política inserta en el proyecto de dependencia entinacional.

Art. 6°.- Que la corrupción es la consecuencia necesaria del imperialismo y su proyecto de dependencia antinacional, pues su esencia radica en la dominación del hombre por el hombre, en una sacralización de la voluntad de poder. Dominación que tergiversa y trastoca la condición ontológica de sociabilidad, racionalidad y temporalidad humana. La mentalidad imperialista al absolutizar el poder por el poder mismo distorsiona hasta limites insospechados la relación del hombre con la naturaleza y la del hombre con sus semejantes, perdiendo todo sentido de trascendencia. Como consecuencia inmediata (que con dolor experimentamos en carne propia) aparecen la irracionalidad extractiva en la producción, generadora de un desequilibrio ecológico de dimensiones ya planetarias, y una injusticia social de proporciones continentales donde los pobres son cada vez mas pobres y los ricos cada vez más ricos. Tal absolutización de la voluntad de poder no se circunscribe a la dominación económica y política superestructural, sino que constituye una concepción integral.

Todos los actos y relaciones humanas están impregnados de esta concepción. De allí que también se tergiversen las relaciones sexuales. Tergiversación que, por otra parte, se va realimentando a sí misma en una curiosa espiral concéntrica donde a mayor nivel de poder le corresponde un mayor grado de corrupción. Es precisamente en los países centrales donde la pornografía, la prostitución, la drogadicción, la delincuencia juvenil, etc. ha llegado a limites inauditos en sofisticación y masividad.

Art. 7°.- Que nuestro pueblo, al mantenerse en lucha contra los proyectos de dependencia, ha demostrado ser un pueblo sano, y ha generado a través de su historia los anticuerpos necesarios para subsistir frente a los avasalladores embates colonizadores (y corruptores) que ha sufrido, tanto a nivel económico, como el social y cultural. En mas de una oportunidad ha demostrado que no se deja llevar por bombardeos publicitarios.

Art. 8°.- Que pese a ello la difusión masiva actual de comunicaciones pornográficas y la desenfrenada utilización de imágenes eróticas en la publicidad comercial llaman la atención sobre el peligroso nivel de penetración social que esta adquiriendo esta concepción de vida. Teniendo en cuenta además que se inserta en un marco de crisis generalizada difícil de resolver, con el agravante del pesado arrastre de sucesivas frustraciones pasadas, que incita al escapismo.

Art. 9°.- Que no debe entenderse nuestra caracterización de la pornografía con la mentalidad represora instaurada durante el gobierno de facto, que si bien no legislo al respecto, se hizo conocer por su acendrado espíritu de censura y represión llegando a limites de extrema crueldad atacando los efectos y dejando intacta las causas.

Art. 10.- Que teniendo en cuenta los fundamentos expuestos, solicita al Poder Ejecutivo Nacional y ante el Congreso de la Nación, la creación de cursos de formación matrimonial y de educación sexual en el ciclo primario y secundario insertos gradualmente en el programa de educación nacional y provincial. Cursos que cumplan con los objetivos de formación de los jóvenes para que puedan asumir con responsabilidad la constitución de las nuevas familias.

Art. 11.- Que vería con agrado que las entidades educacionales, civiles, culturales y sociales de la Provincia asuman la responsabilidad de promover una campaña de concientización sobre las causas políticas de la corrupción publicitaria y el peligro que trae aparejado para nuestra sociedad.

Art. 12.- Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional, al Congreso de la Nación, al Poder Ejecutivo Provincial, a todas las legislaturas provinciales y a los legisladores nacionales por la Provincia de Formosa.

Art. 13.- Comuníquese, publíquese y archívese.

Sancionada en la Sala de Sesiones de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Formosa, el veintiséis de junio de mil novecientos ochenta y cuatro.-

NESTOR RAMON MAMANI/LISBEL ANDRES RIVIRA

SECRETARIO/PRESIDENTE NATO

" 143,"Dar solución al problema que constituye la monopolización por Argentina Televisora Color (ATC)

Sitios de Interés

Escudo congreso          Escudo senado          Escudo biblioteca          Escudo portal fsa        Escudo judicial          Escudo infoleg