Visto: 259210

 

Ley numero: 935

Tema
Establecer régimen para la custodia y disposición de los bienes objeto de secuestro en causas penales. (CODIGO PROCESAL PENAL)
Autor
Dip. Bortolozzi de Bogado, Adriana Raquel.
Incidencias
Texto

LEY N° 935

La legislatura de la Provincia sanciona con fuerza de Ley:

Artículo 1º.- La custodia y disposición de los bienes objeto de secuestro en causas penales, de competencia de la justicia provincial, se ajustará a lo preceptuado en la presente ley.

Art. 2º.- En cuanto el estado de la causa lo permita, de dinero, tenecientes a aquella, en el Banco de la Provincia de Formosa, sea en su Casa Central o Sucursal según el lugar de asiento del Tribunal o Juzgado interviniente, sin perjuicio de disponerse, en cualquier estado de la causa, la devolución de dichos bienes si la propiedad sobre los mismos se encontrase indubitablemente acreditadas.

Art. 3º.- Tratándose de bienes físicos y en tanto no corresponda su entrega a quien tenga derechos indubitados sobre ellos, el mismo no sea habido o citado legalmente no compareciere a recibirlos, se procederá de la siguiente manera :

a) Si se tratase de cosas perecederas, se podrá disponer su entrega a entidades reconocidas de bien público, con asiento en la Provincia, o su incineración, de todo lo cual se labrará Acta.

b) Si los bienes secuestrados tuvieren interés científico o cultural, se dispondrá de inmediato su entrega a entidades provinciales de reconocidos antecedentes en la materia.

c) Tratándose de armas de fuego, la entrega se hará a la Policía de la Provincia, una vez que el estado de la causa lo permita.

d) Si se tratase de vehículos automotores, motocicletas, ciclomotores o bicicletas, podrá disponerse su entrega en depósito a terceros ajenos al proceso, previa pericia sobre su estado y constitución de un seguro que cubra su valor, a cargo del depositario. En el caso de los rodados citados en último término, podrá prescindirse de este último requisito. El depositario deberá ser institución de bien público estatal o privado con personería jurídica, tener domicilio legal en el mismo lugar, y su representante legal deberá presentar el bien en depósito cada sesenta (60) días al Juzgado o Tribunal para su examen sobre su estado general, el cual estará a cargo del personal del cuerpo mecánico con que cuenta el Poder Judicial. El incumplimiento de este requisito o si del resultado del examen mecánico sugiere la falta de cuidado del depositario sobre el bien, deberá revocarse el depósito Judicial concedido sin recurso alguno. El depósito judicial concedido sin recurso alguno. El depósitario deberá asimismo solicitar autorización judicial para conducir el rodado fuera de los límites provinciales y en ningún caso podrá llevarlo al extranjero.

No podrán ser depositarios judiciales de ningún tipo de rodado, los magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial, como asimismo, legisladores y funcionarios del Poder Ejecutivo de la Provincia, sus ascendientes, descendientes o cónyuges o parientes consanguíneos hasta el cuarto grado o segundo de afinidad, ni persona que mantenga relación de dependencia laboral y/o profesional.

e) Tratándose de cualquier otro bien, podrá disponerse igualmente, su entrega en depósito a entidades de bien público con asiento en la Provincia o su incineración una vez que el estado de la causa lo permita. De cualquiera de estas medidas deberá dejarse constancia en autos previa citación de las partes.

Art. 4º.- Cuando la causa hubiese finalizado y se ordenase el decomiso de los bienes secuestrados, si la naturaleza de éstos y su valor lo justifican, deberán disponerse su venta en pública subasta a través del Martillero que resulte desinsaculado por el Juzgado o Tribunal interviniente, con participación del Ministerio Fiscal en todo el trámite. El importe neto de la venta será depositado a nombre del Poder Judicial de la Provincia en la cuenta que al efecto habilite el Superior Tribunal de Justicia, para solventar sus gastos generales.

Art. 5º.- Cuando se ignorasen los autores del supuesto delito o ellos se encontraren prófugos, se dará intervención en todos los casos y a los efectos de esta ley, al Defensor de Pobres y Asusentes de la instancias que corresponda. Este podrá oponerse a la aplicación de algunas de las medidas previstas en los artículos anteriores, en cuyo caso el Juzgado o Tribunal interviniete deberá resolver por auto fundado su admisión o rechazo.

Art. 6º.- En caso que constare que se halle en trámite algún otro proceso o causa judicial que trate sobre la propiedad del bien secuestrado, en cuanto el estado de la causa lo permita, dicho bien será puesto a disposición del Juez que entiende en dicho proceso.

Art. 7º.- Los depósitos en dinero dispuestos en el artículo 2º, así como los que resulten de la venta de los bienes, devengarán los intereses al tipo bancario correspondiente.

Art. 8º.- Cualquier situación no prevista, será resuelta por el Superior Tribunal de Justicia, mediante Acordada.

Art. 9º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo, publíquese y archívese.

Sancionada en la Sala de Sesiones de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Formosa, el doce de julio de mil novecientos noventa.-

VIRGILIO LIDER MORILLA/PEDRO FRANSCISO GONZALEZ

Secretario Legislativo/Vice-Presidente Provisional

Sitios de Interés

Escudo congreso          Escudo senado          Escudo biblioteca          Escudo portal fsa        Escudo judicial          Escudo infoleg