Visto: 259804

 

Ley numero: 521

Tema
LEY ORGÁNICA DEL PODER JUDICIAL
Autor
S.T.J. y Colegio de Abogados de Clorinda.
Incidencias
R.L.. 327 , 18-07-85 Texto ordenado D. 1209/85 ( B.O 3048,P.2) Modificada por L. 638 (B.O. 3348, p.1) Modificada por L. 712 (B.O. 3586, p.2) Modificada por L. 916 (B:O: 4474, p. 1) Modificada por L. 951 (B:O: 4334, p. 2) Modificada por L. 961 (B:O: 4353, p. 1)-L.1008 modif.art 164 de L.961(B.O.4774,p.1) Modificada por L. 966 (B:O: 4496, p. 2) Modificada por L. 1007 (B:O: 4761, p.1) Modificada por L. 1085 (B.O. 5203, p.1) Modificada por L. 1096 (B:O: 5233, p.1) Modificada por L. 1169 (B:O. Extr. 54, p.1) Modificada por L. 1192 (B:O. 5746, p.3) Modificada por L 1203 (B:O. 5791, p. 1) Modificada por L. 1232 (B.O. 5947, p.1.) Ley 1262. Crea Oficial de Justicia "Ad Hoc" (B.O. 6089, p.1. 12/01/98) -L. 1345- Modif. art. 24. (B.O. 6811. p.2, 12/12/00) -L. 1387- Modif. art. 5, 45, 79. (B.O. 7253, p.2, 08/10/2002) -L. 1437- Modif. art. 5. (B.O.7722, p.2, 03/09/2004) -L. 1465- Modif. Derógase el inciso "c" del artículo 49, segunda parte.Modif. art. 49 segunda parte, inciso "d".-Derógase inc 3° art 26 Código Procesal Penal. Modif artº 51.- -L. 1555-
Texto

LEY N° 521

La Legislatura de la Provincia sanciona con fuerza de Ley:

LEY ORGÁNICA DEL PODER JUDICIAL DE LA PROVINCIA

CAPÍTULO I

ÓRGANOS JUDICIALES

Artículo 1°.- La administración de justicia se organizará de acuerdo a las disposiciones de la presente ley.

Art. 2°.- El Poder Judicial de la Provincia será ejercido:

1) Por el Excmo. Superior Tribunal de Justicia;

2) Por las Excmas. Cámaras de Apelaciones y el Excmo. Tribunal de Trabajo.

3) Por los Sres. Jueces Letrados de Primera Instancia;

4) Por los Sres. Jueces de Paz de Mayor y Menor Cuantía;

5) Por los Ministerios Públicos;

6) Por los demás Tribunales creados o que se crearen.

Art. 3°.- Integran la administración de justicia en calidad de auxiliares los profesionales del derecho y los funcionarios y empleados judiciales.

Art. 4°.- Corresponde al Poder Judicial el conocimiento y decisión de las controversias que versen sobre puntos regidos por la Constitución y demás leyes de la Provincia, así como aquellas en que le corresponde entender de acuerdo con las leyes de la Nación, según que las personas o cosas caigan bajo la jurisdicción de la Provincia.

Los órganos judiciales en el ejercicio de sus funciones aplicarán la Constitución, los Tratados y las Leyes Nacionales y Provinciales de conformidad con las leyes de procedimiento.

Art. 5°.- La provincia de Formosa se divide en tres circunscripciones judiciales, a saber:

a) La Primera Circunscripción tendrá como cabecera la ciudad capital e incluirá los departamentos Formosa, Laishí, Pirané y la parte Sudeste del Departamento Patiño, teniendo este último como límite norte la Ruta Provincial N° 20 hasta su intersección con la Ruta Nacional N° 95, al Oeste la Ruta nacional N° 95 desde el río Bermejo, continuando con la Ruta provincial N° 27 desde su intersección con la Ruta nacional N° 95 hasta Ibarreta y desde Ibarreta la línea que va hasta la Localidad Maestra Blanca Gómez, y de allí una línea imaginaria hasta la intersección de las Rutas Provincial N° 20 y Nacional N° 95, incluyéndose la totalidad de los ejidos municipales de las localidades de Ibarreta y Subteniente Perin.

b) La Segunda Circunscripción Judicial tendrá como cabecera la ciudad de Clorinda e incluirá los departamentos Pilcomayo, Pilagás y la parte Nordeste del Departamento Patiño, partiendo desde el ángulo formado por el límite del Departamento Pirané con la Ruta Provincial N° 20, desde allí hacia el oeste hasta su intersección con la Ruta Nacional N° 95 y, desde allí hacia el Norte siguiendo esta Ruta y su prolongación imaginaria hacia el Río Pilcomayo, incluyendo los centros poblados asentados a la vera de las rutas mencionadas.

c) La Tercera Circunscripción Judicial tendrá como cabecera la ciudad de las Lomitas, y comprenderá los Departamentos de Bermejo, Matacos, Ramón Lista y la parte Oeste del Departamento Patiño, a partir de los límites de las circunscripciones Segunda y Primera.

Dentro de la Primera Circunscripción tendrán su asiento: en la Ciudad de Formosa: El Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia, la Excelentísima Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial; la Excelentísima Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional; el Excelentísimo Tribunal de Trabajo; cuatro (4) Juzgados de Primera Instancia en lo Civil y Comercial; cuatro (4) Juzgados de primera Instancia en lo Criminal y Correccional; dos Juzgados Letrados de Menores y dos Juzgados de Paz de Mayor Cuantía.

En las ciudades del El Colorado y Pirané: un Juzgado de Paz de mayor Cuantía en cada una de ellas; y en las localidades de Herradura, Misión Laishí, Gran Guardia, Palo Santo, General Guemes, Ibarreta y Comandante Fontana; un Juzgado de Paz de Menor Cuantía en cada una de ellas.

Dentro de la Segunda Circunscripción tendrán su asiento: en la ciudad de Clorinda: un Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y del Trabajo; un Juzgado de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional; un Juzgado Letrado de Menores; un Juzgado de Paz de Mayor Cuantía.

En las Localidades de Laguna Blanca y General Belgrano: un Juzgado de Paz de Menor Cuantía.

Dentro de la Tercera Circunscripción tendrán su asiento: en la localidad de Las Lomitas: un Juzgado de primera Instancia en lo Civil, Comercial y del Trabajo; un Juzgado de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional; un Juzgado de Letrado de menores y un Juzgado de Paz de Menor Cuantía. En la localidad de Ingeniero Juárez habrá un Juzgado de paz de Mayor Cuantía. En las localidades de Estanislao del Campo, Pozo del Tigre y Laguna Yema un Juzgado de paz de Menor Cuantía en cada una de ellas.

La Justicia de Paz de Mayor Cuantía será ejercida en esta Circunscripción, de conformidad a lo establecido en el artículo 57, última parte.

CAPITULO II

DISPOSICIONES COMUNES Y GENERALES

Art. 6°.- En el ejercicio de sus funciones, la potestad del Poder Judicial es exclusiva y en ningún caso los Poderes Legislativo y Ejecutivo podrán arrogarse atribuciones judiciales.

Art. 7°.- Los magistrados, funcionarios y auxiliares de la administración de justicia prestarán, al recibirse de sus cargos juramentos ante el Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia.

Art. 8°.- No podrán ser simultáneamente miembros del mismo Tribunal Colegiado, los cónyuges y parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad. En casos de afinidad sobreviniente, abandonará el cargo el que la causare, y si el impedimento fuere por matrimonio, cualquiera de los cónyuges.

Idéntica incompatibilidad regirá respecto de los magistrados y funcionarios para desempeñarse contemporáneamente como titulares de cargos en la misma instancia y fuero.

Art. 9°.- Es incompatible la magistratura y la función judicial con toda actividad de proselitismo político, con el ejercicio de comercio y la realización de cualquier actividad profesional -salvo cuando se trate de la defensa de los intereses personales, del cónyuge y de los ascendientes y descendientes en primer grado -, con la posesión de estado militar y religioso y con el desempeño de empleos públicos o privados excepto las comisiones de estudio y la docencia, siempre que sean ejercidos en el lugar de asiento del Tribunal. Con respecto a la docencia, en ningún caso podrá desempeñar mas de doce (12) horas de cátedras secundarias y seis (6) horas cátedras universitarias.

Los señores magistrados y funcionarios están obligados a observar permanentemente una conducta acorde con la jerarquía de su función, debiendo conducirse de manera que no comprometan la dignidad del cargo.

Con respecto de los empleados, las incompatibilidades serán establecidas por Acordada del Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia.

Art. 10.- Los magistrados y funcionarios residirán en el lugar donde ejerzan sus funciones. No podrán ausentarse sin autorización del Presidente del Excelentísimo Superior Tribunal o de este, según el caso.

Art. 11.- El Excelentísimo Superior Tribunal establecerá el horario judicial, sin perjuicio de la prolongación accidental que se pueda disponer en caso de necesidad.

Art. 12.- Constituye un deber de los jueces y funcionarios concurrir a su despacho y cumplir con el horario establecido.

Art. 13.- El Excelentísimo Superior Tribunal, las Excelentísimas Cámaras de Apelaciones, el Excelentísimo Tribunal de Trabajo y los señores jueces podrán habilitar días y horas en los asuntos que no admitan demora.

Art. 14.- Los magistrados y funcionarios serán suplidos automáticamente por los subrogantes legales.

Art. 15.- Los Ministros del Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia y el Procurador General son inamovibles mientras dure su buena conducta y están sujetos al juicio político en la forma establecida por la Constitución. Los jueces de las Excelentísimas Cámaras de Apelaciones, del Excelentísimo Tribunal de Trabajo, los Jueces Letrados de Primera Instancia, Fiscales, Asesores de Menores e Incapaces y Defensores de Pobres y Ausentes, y Asesores de Menores, son también inamovibles mientras dure su buena conducta y quedarán sujetos a remoción por jurado de enjuiciamiento.

Los Secretarios de cualquiera de las instancias serán removidos previo sumario administrativo, en los casos y forma que determine la reglamentación.

Art. 16.- Establécense como Ferias del Poder Judicial: el mes de enero y diez (10) días corridos durante la estación invernal, en la fecha que en cada oportunidad determine el Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia, sin perjuicio que otras eventualmente pueda disponer el cuerpo.

El Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia podrá, asimismo, por razones justificadas, postergar, suspender y/o dejar sin efecto, total o parcialmente, las ferias mencionadas.

Durante las mismas se suspenderá el funcionamiento de los Tribunales y los plazos procesales. Sin embargo, los asuntos urgentes serán atendidos por los magistrados, funcionarios y empleados designados para la feria.

Art. 17.- El Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia dictará oportunamente las acordadas pertinentes designando los magistrados, funcionarios y empleados que actuarán en dichas ferias, así como los días y horas de despacho. También se reglamentará a dicho efecto, lo referente a la Justicia de Paz, Archivo del Poder Judicial y Registro Público de Comercio.

Art. 18.- Los magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial que hayan estado de turno durante las ferias, tendrán descansos compensatorios al concluir las mismas, independientemente de las licencias que ordinariamente les correspondan.

El Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia podrá establecer excepciones a la presente norma.

Art. 19.- Los magistrados y funcionarios encargados del despacho durante las ferias, calificarán por sí los asuntos presentados en las mismas, a los efectos de su tramitación.

Art. 20.- Los Tribunales deberán resolver todas las cuestiones que les fueran sometidas por las partes en la forma y plazos establecidos por los Códigos Procesales y los que estatuya la presente Ley.

Art. 21.- Los magistrados y funcionarios recibirán por sus servicios una compensación que determinara la ley, la que no podrá ser disminuida en manera alguna mientras permanezcan en sus funciones, con excepción de los descuentos previsionales.

Gozarán de iguales fueros e inmunidades que los legisladores, no pudiendo ser detenidos sino en caso de ser sorprendidos "in fraganti" delito.

Art. 22.- El producto de las multas aplicadas de acuerdo con esta ley, se destinará al fomento de las bibliotecas de la administración de justicia.

Art. 23.- El tratamiento del Superior Tribunal de Justicia, de las Cámaras de Apelaciones y del Tribunal de Trabajo, será el de "Excelentísimo". El de cada uno de sus miembros y el de los jueces, el de "Señoría".

CAPITULO III

DEL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA

Art. 24.- El Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia estará compuesto por tres miembros con el título de Ministros y por un Procurador General. Ejercerá la jurisdicción sobre todo el territorio de la Provincia, teniendo su asiento en la Capital de la misma.

Art. 25.- Las decisiones del Excelentísimo Superior Tribunal, serán tomadas por el voto de la mayoría absoluta y sus miembros. En los casos de excusacion, recusación, impedimento o vacancia de sus miembros llamara para integrarlo:

1°) Al Señor Procurador General;

2°) Al Señor Presidente de la Excelentísima Cámara de lo Civil y Comercial, y/o a sus restantes miembros en el orden fijado para subrogar a aquel;

3°) Al Señor Presidente de la Excelentísima Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, y/o a sus miembros en el orden fijado para subrogar a aquel;

4°) Al Señor Presidente del Tribunal del Trabajo, y/o a sus miembros en el orden fijado para subrogar a aquel;

5°) A los Señores Jueces de Primera Instancia con asiento en la ciudad capital, según numeración ascendente, comenzando por los del fuero civil y comercial, los del fuero criminal y correccional, y los del fuero de menores, en orden.

6°) A los miembros de los Ministerios Públicos con asiento en la ciudad Capital, en el siguiente orden: Fiscal de Cámaras; Asesor de Menores e Incapaces y Defensores de Pobres y Ausentes de Cámaras; Agentes Fiscales de primera Instancia según numeración ascendente y Asesores de Menores e Incapaces y defensores de Pobres y Ausentes de Primera Instancia y Asesores de Menores, según numeración ascendente.

7°) A los conjueces que resulten designados de la lista respectiva con notificación a las partes, los que deberán reunir los requisitos exigidos para ser miembros del Tribunal.

CAPITULO IV

COMPETENCIA DEL EXCELENTÍSIMO SUPERIOR TRIBUNAL

Art. 26.- Sin perjuicio de los demás casos que establezcan las leyes respectivas, el Excelentísimo Superior Tribunal tiene competencia para:

1) Conocer y resolver originaria y exclusivamente en las cuestiones de competencia entre los poderes públicos de la Provincia y en las que susciten entre las Municipalidades y entre estas y el Estado Provincial;

2) Ejercer la jurisdicción originaria y de apelación para conocer y resolver acerca de la constitucionalidad de leyes, decretos, ordenanzas o reglamentos que estatuyen sobre materia regida por la Constitución Provincial y se controviertan por parte interesada;

3) Conocer originariamente en las causas contencioso - administrativas cuando autoridades administrativas denieguen o retarden el reconocimiento de los derechos reclamados por parte interesada. En estas causas el Excelentísimo Superior Tribunal tiene facultad de mandar cumplir sus decisiones directamente por las oficinas o empleados correspondientes, si la autoridad administrativa no la cumpliere en el término que le fijase la sentencia. Los empleados comisionados para la ejecución de las decisiones del Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia quedarán personalmente obligados ante el mismo, siendo responsable de la falta de cumplimiento de las órdenes que a tal fin se les imparta;

4) En los recursos de casación, inaplicabilidad de la ley o doctrina legal;

5) En las quejas contra los jueces por retardo de justicia;

6) En las recusaciones o excusaciones de sus miembros;

7) Decidir las cuestiones de jurisdicción y competencia que se susciten entre jueces y tribunales de la Provincia que no tengan otro superior común.

CAPITULO V

ATRIBUCIONES Y DEBERES DEL EXCELENTÍSIMO SUPERIOR TRIBUNAL

Art. 27.- Son atribuciones del Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia las siguientes:

1) Representar al Poder Judicial ante los demás poderes del Estado;

2) Dictar el reglamento interno y las acordadas conducentes al mejor servicio de la administración de justicia;

3) Ordenar la inscripción en la matrícula de los profesionales auxiliares de la administración de justicia que hayan satisfecho los requisitos legales;

4) Confeccionar en el mes de diciembre de cada año las listas de abogados que ejercerán las funciones de conjueces y que suplirán a los miembros de los Ministerios Públicos, quienes deberán reunir los requisitos respectivos y cuyo numero será determinado por el reglamento. Las listas se confeccionarán por desinsaculacion en acto público;

5) Fijar el horario administrativo para todas las dependencias del Poder Judicial;

6) Remitir anualmente a la Legislatura y al Poder Ejecutivo, una memoria sobre el estado y las necesidades de la administración judicial;

7) Fijar los proyectos del presupuesto del Poder Judicial y remitirlos en su oportunidad al Poder Ejecutivo para que este lo incorpore a los proyectos del presupuesto respectivo;

8) Proponer a la Legislatura cuando estime pertinente a la administración de justicia, pudiendo designar a alguno de sus miembros para que concurra al seno de las comisiones legislativas a fundar el proyecto o a aportar los datos o informes relativos al mismo;

9) Realizar dos veces al año visitas de inspeccion a las Cámaras, Juzgados, Ministerios Públicos, y demás dependencias del Poder Judicial, sin perjuicio de las que pueda disponer en cualquier momento;

10) Nombrar y remover a los funcionarios y empleados del Poder Judicial cuya forma de designación no este establecida en la Constitución;

11) Acordar licencias a los magistrados, funcionarios y empleados de la Administración de Justicia, de acuerdo con lo que dispone el Reglamento del Poder Judicial;

12) Ejercer el contralor sobre la conducta de sus miembros, de los demás magistrados, funcionarios y empleados, pudiendo imponerles sanciones disciplinarias cuando incurrieren en faltas u omisiones en el desempeño de sus cargos, de conformidad al capitulo XXX;

13) Suspender en sus funciones a los magistrados, funcionarios y empleados cuando aparecieran "prima facie" responsables de la comision de un delito que de motivo a juicio político, jurado de enjuiciamiento o sumario administrativo;

14) Resolver las apelaciones contra las medidas disciplinarias aplicadas por los órganos judiciales;

15) Confeccionar en el mes de diciembre de cada año la lista de profesionales auxiliares de la justicia para las designaciones de oficio;

16) Practicar semestralmente, acompañados de los jueces y demás funcionarios, una visita general a los establecimientos carcelarios de la Provincia, a fin de inspeccionar su estado y oír directamente de los internos las reclamaciones sobre el trato que reciben sobre la marcha de sus procesos;

17) Ejercer las funciones de superintendencia e inspección de los registros de escrituras públicas, escribanos de registros titulares y adscriptos, de acuerdo a la ley del notariado y acordadas que dicte al efecto;

18) Llevar, además de los exigidos por los códigos y leyes procesales, los siguientes libros:

a) de faltas, donde se anotarán las declaraciones de inhabilidad, suspensiones, arrestos, multas y apercibimientos decretados por los Tribunales contra los miembros del Poder Judicial;

b) De plazos, a los fines de contralor de los términos para fallar. Podrá ser examinado por los litigantes, abogados y procuradores, y en el se hará constar la fecha de entrada de las causas, remisión de los expedientes a cada uno de los miembros del Tribunal y la fecha en que éstos los devuelven con votos y proyectos de resolución;

19) Proponer ante la Cámara de Representantes la designación de los Procuradores Fiscales, Asesores de Menores e Incapaces y Defensores de Pobres y Ausentes y Asesores de Menores.

CAPITULO VI

DEL PRESIDENTE DEL EXCELENTÍSIMO SUPERIOR TRIBUNAL

Art. 28.- La Presidencia del Excelentísimo Superior Tribunal será ejercida durante un año por aquel de sus miembros que el mismo Tribunal designe por sorteo, no pudiendo ser reelecto hasta tanto no hayan desempeñado la Presidencia todos los integrantes del Cuerpo. En el mes de diciembre, al practicarse el sorteo, se elegirá otro miembro que sustituirá al Tribunal en caso de impedimento, renuncia, recusación o vacancia.

Art. 29.- Son atribuciones del Presidente del Excelentísimo Superior Tribunal:

1) Representarlo ante los demás Poderes del Estado y en todo acto oficial;

2) Ejecutar las decisiones del Cuerpo;

3) Ejercer la dirección del personal;

4) Dirigir la correspondencia oficial;

5) Llevar la palabra en las audiencias y concederlas a los demás jueces y partes;

6) Conceder por sí licencias no mayores de diez días de acuerdo con lo que se establezca en el respectivo reglamento;

7) Presidir el acto de toma de juramento de los magistrados, funcionarios, empleados y auxiliares, antes que éstos tomen posesión de sus respectivos cargos, así como a los abogados y procuradores;

8) Visar las planillas de sueldos y demás gastos de la administración de Justicia;

9) Decretar providencias de mero trámite, las que serán susceptibles del recurso de la reposición para ante el Excelentísimo Superior Tribunal;

10) Proveer en los casos urgentes sobre asuntos de administración y superintendencia, con cargo de dar cuenta oportuna al Excelentísimo Superior Tribunal;

11) Recibir las pruebas que se produzcan ante el Tribunal, sin perjuicio del derecho de cada uno de los jueces del mismo para asistir a las audiencias, y de las partes para pedir su presencia;

12) Confeccionar legajos personales para magistrados, empleados y funcionarios, en los cuales se asentaran todos los antecedentes y se archivará la documentación permanente.

CAPITULO VII

DE LAS CÁMARAS DE APELACIONES

Art. 30.- Las Excelentísimas Cámaras de Apelaciones en lo Civil y Comercial y en lo Criminal y Correccional estarán compuestas cada una por tres miembros. Ejercerán su jurisdicción sobre todo el territorio de la Provincia, teniendo su asiento en la capital de la misma.

Actuarán con un Secretario y la dotación del personal que se le asigne.

Son requisitos para ser Juez de las Cámaras de Apelaciones: ser ciudadano argentino nativo, tener título de abogado expedido por universidad oficial argentina, treinta años de edad y cuatro, por lo menos, en el ejercicio activo de la profesión o de la magistratura.

Art. 31.- La Presidencia de cada Cámara será ejercida desde el 1° de Enero al 31 de Diciembre de cada año por aquel de sus miembros que la misma designe por sorteo, no pudiendo ser reelecto hasta tanto no hayan desempeñado la Presidencia todos los integrantes del Cuerpo.

El sorteo se practicará en el mes de diciembre de cada año, oportunidad en que se elegirán los miembros que sustituirán al titular en caso de impedimento, renuncia, excusación, recusación o vacancia.

Art. 32.- Las atribuciones del Presidente son:

1) Ejercer la representación de la respectiva Cámara y ejecutar sus decisiones;

2) Ejercer la dirección del personal;

3) Llevar la palabra en las audiencias y concederla a los demás jueces y partes;

4) Decretar providencias de mero trámite, las que serán susceptibles de recurso de reposición ante el Cuerpo.

Art. 33.- Las decisiones de cada Cámara serán adoptadas por el voto coincidente de dos de sus miembros, y solo en caso de divergencia votará el miembro restante, el que, sin perjuicio del derecho de dejar al salvo su opinión personal, deberá adherir a alguno de los votos precedentes. El orden de votación y la forma de emitir el voto serán establecidos por cada Cámara, mediante el dictado de la pertinente acordada, regulando de igual modo su funcionamiento interno.

Art. 34.- En caso de recusación, excusación, vacancia u otro impedimento de los señores miembros de las Excelentísimas Cámaras de apelaciones, serán llamados a integrarlas:

a) Respecto a los integrantes de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, los magistrados, funcionarios y conjueces que se indican en los incisos 3,4,5,6, y 7 del artículo 25, en la forma y en el orden allí indicados.

b) Respecto de los integrantes de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, los magistrados, funcionarios y conjueces que se indican en los incisos 2,4,5,6, y 7 del artículo 25, en la forma y en el orden allí indicados.

Art. 35.- Cada Cámara de Apelaciones es Tribunal de Alzada respecto de los fallos y demás providencias recurribles dictadas por los Jueces de Primera Instancia de la Provincia, en sus respectivos fueros.

Las causas de los Juzgados de Menores serán recurribles ante una u otra Cámara, según la naturaleza civil o penal del tema sujeto al proceso.

CAPITULO VIII

DEL TRIBUNAL DEL TRABAJO

Art. 36.- El Tribunal del Trabajo ejercerá su jurisdicción en todo el territorio de la Provincia, en la forma prescrita por el Decreto - Ley n° 087/75 respecto de cada Circunscripción judicial y tendrá su asiento en la ciudad de Formosa.

Art. 37.- La Presidencia del Tribunal del Trabajo será ejercida del 1° de Enero al 31 de diciembre de cada año por aquel de sus miembros que el mismo designe por sorteo, el que no podrá ser reelecto hasta tanto no hayan desempeñado la Presidencia los demás integrantes del Tribunal. El sorteo se practicará en el mes de diciembre de cada año, oportunidad en que se elegirán los miembros que sustituirán al Presidente del Tribunal en caso de impedimento, renuncia, excusación, recusación o vacancia.

Las atribuciones del Presidente son las que indican en el artículo 32 para los presidentes de las Cámaras.

Art. 38.- Las decisiones del Tribunal serán adoptadas por el voto coincidente de dos de sus miembros, y solo en caso de divergencia votará el restante, el que, sin perjuicio del derecho de dejar a salvo su opinión personal, deberá adherir alguno de los votos precedentes. El orden de votación y la forma de emitir el voto serán establecidas por el Tribunal por acordada, regulando de igual modo su funcionamiento interno.

Art. 39.- En caso de recusación, excusación, vacancia u otro impedimento de los señores miembros del Tribunal de Trabajo, serán llamados para integrarlo: los magistrados, funcionarios o conjueces que se indican en los incisos 2,3,5,6, y 7 del artículo 25, en la forma y en el orden allí indicados.

Art. 40.- El Tribunal de Trabajo conocerá:

a) En grado de apelación, de las sentencias dictadas en materia laboral por los jueces de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y del Trabajo de la Segunda y Tercera Circunscripciones Judiciales.

b) En única instancia originaria, en juicio oral y público, de las controversias individuales del trabajo que tengan lugar entre trabajadores y empleadores o aprendices, cualquiera sea el valor de lo cuestionado, fundadas en disposiciones del derecho del trabajo, en la Primera Circunscripción Judicial.

Los litigantes de la Segunda y Tercera Circunscripciones Judiciales podrán optar por entablar la demanda directamente ante el Tribunal del Trabajo, en la forma prevista en este inciso.

CAPITULO IX

DE LOS JUECES DE PRIMERA INSTANCIA

Art. 41.- Los jueces Letrados de Primera Instancia tendrán su competencia en la circunscripción correspondiente a su respectivo asiento.

Art. 42.- Los jueces Letrados de Primera Instancia se turnarán en el conocimiento de las causas de su competencia según el orden que establezca para ello el Excelentísimo Superior Tribunal.

Art. 43.- Los Jueces Letrados de Primera Instancia de la primera Circunscripción Judicial se suplirán entre sí por orden de numeración ascendente, y, en caso necesario, por los Jueces de otro fuero en el siguiente orden:

a) Si se trata de un Juez en lo Civil y Comercial, por los jueces en lo Criminal y Correccional y por los Jueces de Menores;

b) Si se trata de un Juez en lo Criminal y Correccional, por los Jueces en lo Civil y Comercial, y por los Jueces de Menores;

c) Si se trata de un Juez de Menores, por los Jueces en lo Civil y Comercial, y por los Jueces en lo Criminal y Correccional;

d) En todos los casos se recurrirá, de ser necesario, a los Ministerios Públicos y conjueces en el orden y forma que se indican en los incisos 6 y 7 del artículo 25.

Los Jueces Letrados de Primera Instancia de la Segunda y Tercera Circunscripciones Judiciales se subrogarán en el siguiente orden:

a) Si se trata de un Juez en lo Civil y Comercial, por el Juez en lo Criminal y Correccional y por el Juez de menores.

b) Si se trata de un Juez en lo Criminal y Correccional, por el Juez en lo Civil y Comercial y por el Juez de Menores;

c) Si se trata del Juez de Menores, por el Juez en lo Civil y Comercial, y por el Juez en lo Criminal y Correccional;

d) En todos los casos, se recurrirá, de ser necesario, a los Ministerios Públicos y conjueces en el orden y forma que se indican en los incisos 6 y 7 del artículo 25.

Art. 44.- Además de la competencia ya atribuida, les corresponde:

1) Hacer una estadística trimestral del movimiento del Juzgado y remitirla al Excelentísimo Superior Tribunal;

2) Ejercer el Poder disciplinario sobre el personal del respectivo Juzgado, de acuerdo con el reglamento que se dicte, comunicando toda medida al Excelentísimo Superior Tribunal.

En caso de falta grave podrá solicitar la destitución al Excelentísimo Superior Tribunal.

Art. 45.- Entenderán en los recursos de apelación y queja por retardo o denegacion de justicia, o de hecho por apelación denegada, interpuestos contra las resoluciones de los Jueces de Paz de Mayor Cuantía, en las formas y según las leyes de procedimiento.

CAPITULO X

DE LOS JUZGADOS DE MENORES

Art. 46.- La Jurisdicción de menores será ejercida:

a) En la Primera Circunscripción Judicial, por dos Juzgados de Primera Instancia de Menores, con asiento en la ciudad Capital;

b) En las Segundas y Terceras Circunscripciones Judiciales, por un Juzgado de Primera Instancia de Menores, en cada una de ellas, con asiento en Clorinda y Las Lomitas, respectivamente.

Art. 47.- Para ser Juez de Menores se requieren las condiciones establecidas en el artículo 122 de la Constitución Provincial.

Art. 48.- Cada Juzgado de Primera Instancia de Menores contará, además del Personal de empleados necesarios, con un Secretario Asistente Social y un Cuerpo de Delegados de Libertad Vigilada.

Art. 49.- El Juez de Primera Instancia de Menores conocerá:

1) En materia Penal:

a) De todos los casos en que un menor de 18 años apareciere como autor o cómplice de un delito, falta o contravención;

b) De todos los casos por infracciones a las leyes de protección de menores y de educación común;

c) De todos los casos por faltas o contravenciones cometidas por adultos en perjuicio de menores.

2) En materia civil y asistencial:

a) De todos los casos en que debe resolverse sobre la persona de un menor en estado de abandono material o moral, o peligro moral, conforme con las leyes que rigen en materia de minoridad;

b) De todos los casos de inconducta del menor, sometido al Juzgado por los padres, tutores o encargados del mismo;

c) De los juicios y suspensión y perdida de la patria potestad, de suspensión o remoción de la tutela o guarda de menores, de estado de abandono y privación de la tenencia, en los casos previstos por el Código Civil y la Ley Nacional N° 10.903;

d) En el nombramiento de tutores o encargados de la guarda de menores;

e) De las demandas de alimentos para menores abandonados por sus padres y parientes del juicio de filiación a tal fin;

f) De la inscripción de nacimiento y rectificación de partidas correspondientes a menores;

g) De las venias supletorias a menores sometidos a su jurisdicción, en los casos de disenso o en cualquiera otra situación en que aquella fuere solicitada;

h) En las entregas de muebles y especies del uso personal del menor abandonado o en peligro moral, en caso que se disponga su tenencia, así como en la adopción de las medidas precautorias que autoricen las leyes;

i) De las causas por tenencias de hijos;

j) De toda cuestión que se relacione con la instrucción y las autorizaciones especiales relativas al trabajo de menores;

k) De los actos de jurisdicción voluntaria, expidiendo ordenes o tomando cualquier disposición de carácter general para la protección y asistencia de los menores;

l) De los juicios de adopción de menores;

m) En la aplicación de cualquier otro precepto legal que afecte a la persona o los derechos de los menores, a consecuencia de orfandad o abandono material o moral que no corresponda a la competencia de los jueces Civiles Ordinarios y al Tribunal del Trabajo;

Cuando existen juicios por nulidad de matrimonio o divorcios de los padres, en los que se eluciden, aún por vía incidental, cuestiones que de alguna manera afecten a los hijos menores de edad, será competente para atender en ellas el Juez Civil Ordinario que conozca en aquellos, no obstante que tales cuestiones se encuentren o puedan encontrarse comprendidas en alguno de los supuestos especificados en los apartados anteriores del presente inciso.

3) Les corresponde además:

a) Ejercer en grado de superintendencia, el control sobre todos los menores alojados en los establecimientos oficiales o privados u hogares sustitutos, inspeccionando en trato dado a los mismos, como así también su asistencia médica, alimentaria e higiénica y la educación que se les imparta, adoptando las medidas que estime oportunas para evitar los defectos o abusos que notare;

b) Ejecutar todos los actos que fueren pertinentes para la protección de los menores, como lo haría un buen padre de familia.

Art. 50.- En caso de que un mismo hecho delictuoso o en delito conexo participe un menor de 18 años sometible a proceso y un mayor de edad, conocerá de ellos el Juez en lo Criminal y Correccional ordinario que resulte competente con arreglo a la materia, permaneciendo el menor bajo la Jurisdicción de Juez de Primera Instancia de menores en lo que respecta a su resguardo y vigilancia personal.

Las normas de procedimientos para menores delimitarán el contenido de la sentencia que dicte el Juez Ordinario respecto de los menores. Dicho magistrado evitará en lo posible la presencia personal del menor en los actos de procedimiento.

Art. 51.- Queda excluída toda intervención del Ministerio Fiscal en las causas que tramiten ante los Juzgados de Primera Instancia de Menores.

Art. 52.- Sin perjuicio de sus obligaciones generales, el Secretario del Juzgado de Primera Instancia de Menores tendrá a su cargo el fichero- archivo del Juzgado, en el que se anotarán los antecedentes que se recojan sobre los menores sometidos a la acción del Tribunal y a las personas que hayan sido removidas o suspendidas en el ejercicio de la patria potestad, tutela, guarda de menores o infractores de la legislación provincial o nacional de protección de la minoridad.

Art. 53.- Para el cumplimiento de su misión, el Juez de Menores tiene todas las facultades de los jueces del fuero en lo criminal.

Art. 54.- Los Delegados de la Libertad Vigilada se requiere, además de los recaudados exigidos para ser empleado administrativo del Poder Judicial las siguientes condiciones:

1) Ser mayor de edad;

2) Haber cursado estudios secundarios completos;

3) Acreditar conocimientos especiales en la materia.

Art. 55.- Las funciones de los Delegados de Libertad Vigilada son:

1) Asistir a los menores colocados por el Juzgado de Libertad Vigilada, visitándolos personalmente, observando su conducta, costumbres, lugares y personas que frecuenten y practicando cuantas diligencias fueran conducentes a su tutela;

2) Vigilar a los menores egresados de los institutos oficiales, durante el término que determine el Juez, a cuya disposición se encuentran;

3) Presentar mensualmente, por escrito, un informe de la labor cumplida, conforme a las obligaciones que les están impuestas;

4) Realizar las demás tareas que establezcan los reglamentos respectivos o que disponga del Juez;

5) Velar por el cumplimiento de las leyes, decretos, ordenanzas y edictos de protección de la minoridad denunciando a sus infractores.

Art. 56.- Compete al Asistente Social una amplia investigación respecto del menor, llevado ante el Tribunal, de su familia; del medio ambiente en que vive; de su educación; de los conceptos que merece a las personas de su relación y a sus maestros; de su índice de escolaridad y de salud; así como los antecedentes afines a sus padres y ascendientes, y evacuar los demás informes que le solicite el Juez, coordinando su labor con los organismos administrativos pertinentes y demás órganos creados por esta Ley.

CAPITULO XI

DE LA JUSTICIA DE PAZ

Art. 57.- Para ser Juez de Paz de Mayor Cuantía se requerirán las condiciones exigidas por el artículo 90 de la presente Ley; y para ser Juez de Paz de Menor Cuantía: Nacionalidad Argentina, veinticinco años de edad, estudios secundarios completos e idoneidad para el cargo, a juicio de la autoridad a quien corresponda la designación.

En caso de vacancia del cargo, ausencia o impedimento del titular, las funciones del Juez de Paz de Mayor Cuantía serán desempeñados transitoriamente por el funcionario que el Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia designe, salvo los jueces con asiento en la ciudad capital, que se subrogaran recíprocamente, y en caso de imposibilidad, por el Secretario del Excelentísimo Superior Tribunal que este designe.

Los Juzgados de Paz de Mayor Cuantía con asiento en la ciudad de Formosa ejercerán su competencia en los departamentos Formosa y Laishí, turnándose en el conocimiento de las causas según el orden que establezca el Excelentísimo Superior Tribunal.

El que tiene su asiento en el Colorado, ejercerá su competencia en todo el Departamento Pirané y la parte del Departamento Patiño que corresponde a la Primera Circunscripción Judicial.

El de Clorinda, ejercerá su competencia sobre el territorio de la Segunda Circunscripción Judicial.

Sin perjuicio de lo expresado en el párrafo anterior, ejercerán su competencia de apelación: los de Formosa, respecto de los Juzgados de Paz de Menor Cuantía que tuvieren su asiento dentro de los Departamentos Formosa y Laishí.

El del Colorado, respecto de los Juzgados de Paz de Menor Cuantía que tuvieren su asiento dentro del Departamento Pirané y la parte del Departamento Patiño que corresponde a la Primera Circunscripción Judicial.

El de Clorinda, respecto de los que tuvieren su asiento en la Segunda Circunscripción Judicial.

Dentro de la Tercera Circunscripción Judicial, las causas que correspondan a la Justicia de Paz de Mayor Cuantía, contempladas en el artículo 58, apartado "A", inciso 1°, serán deducidas a opción del actor ante el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y del Trabajo con asiento en Las Lomitas, o el Juzgado de Paz de Mayor Cuantía de Ingeniero Juárez. Asimismo esos Juzgados ejercerán competencia de apelación respecto a las decisiones de los Juzgados de Paz de Menor Cuantía de la Tercera Circunscripción.

Art. 58.- Los Jueces de Paz tendrán las siguientes atribuciones:

A) Los de Mayor Cuantía:

1) Conocer y resolver los asuntos civiles y comerciales, cuya cuantía no exceda el monto que fije el Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia, con exclusión de los juicios universales cualesquiera fuese la causal y monto.

2) Juzgar las faltas y contravenciones establecidas por las leyes, decretos y edictos policiales;

3) Conocer y resolver en las cuestiones contempladas en el Código Rural;

4) Cumplir las rogatorias de los Jueces de Paz de otra jurisdicción y las comisiones de los jueces letrados y autoridades de la Nación y de las Provincias.

5) Certificar existencia, domicilio, autenticidad de firma, impresión digital o firma a ruego, pobreza de personas y las exposiciones de los hechos que estas realicen en salvaguarda de sus actuales o futuros derechos, dejando en todos los casos constancia de la identidad de la persona a cuyo pedido se expida la certificación y el objeto de su expedición.

B) Los de Menor Cuantía:

1) Las mismas funciones de las de los Juzgados de Paz de Mayor Cuantía en los asuntos contenciosos enunciados en el inciso 1°, cuyo monto no exceda el que fije el Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia. Solo podrán entender en estos casos cuando:

a) El actor no opte por la Justicia de Paz de Mayor Cuantía;

b) No medie oposición del demandado expresada antes de contestar la demanda o al tiempo de hacerlo y sin que ello interrumpa el termino para contestarla; caso este en que deberá remitirse lo actuado con citación de partes, al Juez de Paz de Mayor Cuantía que corresponda, para la prosecución del juicio.

No conocerán en los juicios de desalojos, excepto los supuestos en que actúen como amigables componedores.

Conocerán asimismo en los supuestos contemplados en los incisos 2, 3, 4 y 5 del apartado A de este artículo, cuando correspondan a sus respectivas jurisdicciones.

2) Tramitar embargos preventivos cualesquiera sea el monto del mismo cuando hayan de hacerse efectivos en su respectiva jurisdicción;

3) Practicar dentro de su jurisdicción territorial inventario de bienes de difuntos sin parientes conocidos o con herederos ausentes o menores de edad que no tengan representante legal, y disponer la guarda de ellos. Hecho el embargo, el inventario o la guarda de los bienes remitirán de inmediato lo actuado al Juez competente;

4) Es deber de los Jueces de Menor Cuantía comunicar al defensor de menores los casos que lleguen a su conocimiento, de abandono material o moral y orfandad de menores residente en su jurisdicción.

El monto de la competencia de los Jueces de Paz de Mayor y Menor Cuantía será actualizado periódicamente atendiendo a la depreciación monetaria y en función de una equitativa distribución del trabajo entre los Juzgados de las distintas instancias. La actualización será efectuada por el Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia, con la periodicidad que juzgue necesaria y de conformidad a la evaluación que efectúe.

Art. 59.- Los Jueces de Paz de Menor Cuantía de Herradura y Gran Guardia ejercerán su jurisdicción en el Departamento Formosa, con excepción de la Ciudad de Formosa; el de Misión Laishí, en el Departamento Laishí, y el de Palo Santo en el Departamento Pirané; los de Comandante Fontana, General Guemes y General Belgrano, en la sección este del Departamento Patiño, dentro de la Primera Circunscripción Judicial.

El Juez de Paz de Menor Cuantía de Laguna Blanca ejercerá su jurisdicción en los Departamentos comprendidos dentro de la Segunda Circunscripción Judicial con excepción de la Ciudad de Clorinda.

Los Jueces de Paz de Menor Cuantía de Las Lomitas, Ibarreta, Estanislao del Campo, Pozo del Tigre y Laguna Yema, ejercerán su jurisdicción indistintamente dentro de los Departamentos comprendidos dentro de la Tercera Circunscripción Judicial.

Art. 60.- Los Juzgados de Paz tendrán los empleados que determine la Ley de Presupuesto y los de Mayor Cuantía tendrán además dos Secretarios, que deberán ser argentinos, mayores de edad y reunir las condiciones establecidas en el artículo 90.

Se subrogarán recíprocamente, siéndoles aplicables, en cuanto a sus funciones, lo dispuesto en los artículos 87, 88, 89 y 91 de la presente ley.

Art. 61.- Los Jueces de Paz aplicarán las normas de procedimiento establecidas en los códigos y leyes respectivos, según la naturaleza de los asuntos. Contestada la demanda o la reconvención y antes de la apertura de la causa a prueba, los Jueces deberán intentar la conciliación de los litigantes, siempre que no se afecte al orden público, y en cualquier momento procuraran que las partes o sus representantes solucionen incidentes y procedan con vistas a simplificar el litigio o la prueba y a acelerar el trámite del juicio.

Art. 62.- Las sentencias que dicten los Jueces de Paz de Mayor Cuantía en los juicios que no excedan el monto que fije el Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia, o las que impongan multas hasta el importe que fije el mismo Tribunal, o arresto proporcional correspondiente, serán inapelables, correspondiendo en los demás casos y para ante los Jueces Letrados de Primera Instancia del Fuero que corresponda, los recursos que autoriza la ley contra las sentencias y resoluciones de estos.

Las sentencias que dicten los jueces de Paz de Menor Cuantía en juicios que no excedan el monto que fije el Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia, o las que impongan multas hasta el importe que fije el mismo Tribunal, o arresto proporcional correspondiente, serán apelables ante los Jueces de Paz de Mayor Cuantía con los recursos que autoriza la ley contra las sentencias y resoluciones de estos.

Contra las sentencias definitivas de los Jueces de Paz y las del mismo carácter que dicten los Jueces del recurso, no cabrán otros que los de inconstitucionalidad, inaplicabilidad de la ley o doctrina legal y revisión.

En las causas del fuero civil que se substancien ante la Justicia de Paz de Mayor Cuantía se observarán las prescripciones del Código Procesal Civil y Comercial de la provincia.

En los demás casos los recursos se deducirán ante el Juez que dicto la sentencia, debiendo el recurrente presentar el memorial dentro del quinto día posterior a la notificación personal o por cédula de la concesión del recurso y no haciéndolo se le tendrá por desistido de el.

La contraparte en igual término, computado en la misma forma, podrá presentar su memorial.

CAPITULO XII

DEL MINISTERIO PUBLICO

Art. 63.- El Ministerio Público ante los Tribunales provinciales será desempeñado por el Procurador General, por el Fiscal de Cámara, por el Asesor de Menores e Incapaces y Defensor de Pobres y Ausentes de Cámara, por los Fiscales de Primera Instancia, por los Asesores de Menores e Incapaces y Defensores de Pobres y Ausentes de Primera Instancia, y por los Asesores de menores.

Art. 64.- En caso de recusación, excusación, impedimento, licencia o vacancia, los miembros del Ministerio Público se reemplazarán conforme se prevé en cada caso particular.

CAPITULO XIII

DEL PROCURADOR GENERAL

Art. 65.- El Procurador General representa y defiende ante el Superior Tribunal las causas públicas y sus funciones son:

1) Intervenir en las causas de jurisdicción originaria del Superior Tribunal y en las que este conoce en única instancia;

2) Continuar ante el Superior Tribunal las causas en que hubieren intervenido los Fiscales en las instancias inferiores;

3) Instar a los Fiscales para que inicien o continúen las gestiones de su incumbencia;

4) Dictaminar ante el Excelentísimo Superior Tribunal en las cuestiones de competencia que se susciten ante los Tribunales de la Provincia y defender la jurisdicción de estos respecto de jueces y autoridades extrañas cuando correspondiere;

5) Solicitar la aplicación de penas disciplinarias contra jueces inferiores y empleados subalternos de la administración de justicia;

6) Intervenir en los asuntos relativos a la superintendencia del Excelentísimo Superior Tribunal;

7) Asistir a los acuerdos del Excelentísimo Superior Tribunal cuando fuere invitado, con voz pero sin voto;

8) Velar por la oportuna remisión al archivo de todos los protocolos y expediente que deban archivarse;

9) Ejercer las demás funciones que se le confiere por la Constitución, Códigos y Leyes especiales;

10) Asistir a las visitas de cárceles;

11) Intervenir en los recursos de inconstitucionalidad.

Art. 66.- Es el Jefe del Ministerio Público y ejerce superintendencia sobre el mismo en forma exclusiva y en el mismo grado que el Excelentísimo Superior Tribunal lo hace sobre el Poder Judicial. Ello no obsta a la superintendencia que ejercen los Tribunales de Justicia sobre los miembros del Ministerio Público en todo aquello que se refiere al buen orden de los juicios y a la dignidad y decoro del Tribunal.

Art. 67.- En caso de impedimento, recusación, excusación o vacancia, será subrogado por los demás funcionarios que se indican en el artículo 25, incisos 6 y 7, en el orden allí enunciado.

CAPITULO XIV

DEL MINISTERIO PUBLICO DE CAMARA

Art. 68.- El Ministerio Público de Cámara será ejercido por un Fiscal de Cámara y un Asesor de Menores e Incapaces y Defensor de Pobres y Ausentes de Cámara, quienes tendrán ante las Cámaras de Apelaciones las mismas atribuciones y deberes que los funcionarios de análoga denominación de Primera Instancia, sin perjuicio de las que le atribuyen los Códigos de Procedimientos.

Art. 69.- El Fiscal de Cámara y el Asesor de Menores e Incapaces y Defensor de Pobres y Ausentes de Cámara intervendrán asimismo y en los casos que corresponda, en las causas que se tramitan ante el Tribunal del Trabajo, sea en instancia única o por apelación.

El Asesor de Menores e Incapaces y Defensor de Pobres y Ausentes de Cámara atenderá, además y en los casos que corresponda, las causas que lleguen al Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia, en lo que haga a su función.

Art. 70.- Para integrar como titular al Ministerio Público de Cámara se requieren las mismas condiciones que el artículo 30 establece para el Juez de Cámara.

Art. 71.- El Fiscal de Cámara será subrogado, en caso de excusación, recusación, vacancia o cualquier otro impedimento, por los Fiscales, Asesores de Menores e Incapaces y Defensor de Pobres y Ausentes y Asesores de Menores de Primera Instancia, por orden de numeración ascendente.

Art. 72.- En los casos indicados en el artículo anterior, el Asesor de Menores e Incapaces y Defensor de Pobres y Ausentes de Cámara será subrogado por los Asesores de Menores e Incapaces y Defensor de Pobres y Ausentes, por los Asesores de Menores y por los Procuradores Fiscales de Primera Instancia, por orden de numeración ascendente.

CAPITULO XV

DEL MINISTERIO PUBLICO DE PRIMERA INSTANCIA

SECCIÓN I

DE LOS FISCALES

Art. 73.- El Ministerio Fiscal será ejercido:

a) En la Primera Circunscripción Judicial, por cuatro Procuradores Fiscales, con asiento en la Ciudad Capital.

b) En la Segunda y Tercera Circunscripciones Judiciales, por un Procurador Fiscal en cada una de ellas, con asiento en las ciudades de Clorinda y Las Lomitas, respectivamente.

Art. 74.- En casos de excusación, recusación, vacancia o cualquier otro impedimento, los Procuradores Fiscales serán subrogados:

a) Los de la Primera Circunscripción Judicial, recíprocamente entre si, siguiendo el orden numérico ascendente, y en caso necesario, por los Asesores de Menores e Incapaces y Defensor de Pobres y Ausentes, Asesores de Menores y abogados de la lista de conjueces.

c) En la Segunda y Tercera Circunscripciones Judiciales, por el Asesor de Menores e Incapaces y Defensor de Pobres y Ausentes, Asesor de Menores y abogados de la lista de conjueces.

Art. 75.- Sin perjuicio de las que les imponen los respectivos Códigos de Procedimientos, son obligaciones de los Procuradores Fiscales:

1) Ante la jurisdicción civil:

a) Intervenir en las cuestiones de competencia y en la tramitación de exhortos cuando el texto de estos resultare, o en el curso de su tramite apareciere, manifiestamente afectada la competencia del tribunal exhortado.

b) Intervenir en los juicios sobre oposición o nulidad de matrimonio, filiación, ausencia o presunción de fallecimiento, divorcio, inscripción y rectificación de las actas del Registro Civil y en todo asunto que afecte el estado civil de las personas.

c) Intervenir en los concursos civiles y comerciales y en los juicios sucesorios, en la forma establecida en el Código Procesal Civil y Comercial y leyes especiales.

d) Expedirse sobre los documentos y contratos presentados en juicio y sujetos al pago de sellado, denunciando al organismo competente las infracciones a las leyes impositivas que comprobaren en los expedientes judiciales.

e) Intervenir en todo asunto que afecte al orden público.

f) Intervenir en todos los casos que la participación del Ministerio Fiscal sea requerida por los Códigos y Leyes especiales de la materia.

g) En los expedientes sobre la protocolizacion de instrumentos públicos y testamentos que prescriban las leyes y en los pedidos de inscripción de los títulos de dominio e hipoteca e hijuelas provenientes de otras jurisdicciones.

h) En los casos sobre usucapion y en los de reposición de títulos de propiedad y títulos supletorios.

2) Ante la jurisdicción criminal;

a) Inmediatamente de tener un conocimiento de un delito de acción pública, deberá solicitar las medidas que considere necesarias ante los Jueces y cualesquiera otra autoridad competente, a fin de esclarecer los hechos u obtener en su caso, el enjuiciamiento de los culpables.

b) Defender la competencia de los Tribunales de la Provincia, intervenir en las declinatorias y cuestiones de competencia y recusación de los jueces.

c) Promover las acciones que correspondan contra las publicaciones y circulaciones de escritos, grabados y estampas que fueren contrarias a la moral pública o poderes constituidos.

d) Exigir el cumplimiento de las penas impuestas y de las leyes relativas a presos y sentenciados y requerir de los Jueces el activo despacho de los procesos, tratando de que no se dilate ni se prescriba la acción, deduciendo en casos necesarios los reclamos correspondientes. La prescripción de la acción penal por incumplimiento de las obligaciones del Fiscal en lo Criminal y Correccional, se considerará falta grave en el desempeño del cargo.

e) Poner en conocimiento del Procurador General cualquier irregularidad que notare en el personal o procedimiento de la justicia letrada.

f) Asistir a las visitas de cárceles y suministrar datos e informes a los jueces, sobre las causas que estuvieren a su despacho.

g) Ejercer las demás funciones que se les confiere por la Constitución, códigos y leyes especiales.

Art. 76.- Al finalizar cada año cuando le fuere solicitado, los Agentes Fiscales remitirán al Procurador General una relación del movimiento de la Fiscalía a su cargo.

SECCIÓN II

DE LOS ASESORES DE MENORES E INCAPACES Y DEFENSORES DE POBRES Y AUSENTES

Art. 77.- La representación de los menores e incapaces y la defensa de los pobres y ausentes será ejercida:

a) En la Primera Circunscripción Judicial, por tres Asesores de Menores e Incapaces y Defensores de Pobres y Ausentes, con asiento en la Ciudad Capital.

b) En la Segunda y Tercera Circunscripciones Judiciales, por el Asesor de Menores e Incapaces y Defensores de Pobres y Ausentes, en cada una de ellas, con asiento en Las Lomitas y Clorinda, respectivamente.

Art. 78.- En caso de excusación, recusación, vacancia, o cualquier otro impedimento, los Asesores de Menores e Incapaces y Defensores de Pobres y Ausentes, serán subrogados:

a) Los de la Primera Circunscripción Judicial, recíprocamente entre si, siguiendo el orden numérico, y en caso necesario por los Asesores de Menores, Procuradores Fiscales y abogados de la lista de conjueces.

b) En la Segunda y Tercera Circunscripciones Judiciales, por el Asesor de Menores, Procuradores Fiscales y abogados de la lista de conjueces.

Art. 79.- Sin perjuicio de las que les imponen los respectivos Códigos de Procedimientos, son funciones de los Asesores de Menores e Incapaces y Defensores de Pobres y Ausentes:

1) Ejercer la representación promiscua de los menores e incapaces en todo asunto judicial en que sean partes o tengan algún interés legitimo;

2) Defender y Patrocinar a todo procesado que lo designare defensor o que no designe uno particular en los plazos legales;

3) Patrocinar ante cualquier fuero a las personas pobres;

4) Asumir la representación de las personas ausentes en los casos determinados por las leyes de fondo o de procedimiento;

5) Concurrir a los Institutos de detención y penitenciarios en que se alojen sus defendidos, para informarles sobre el estado de las causas;

6) Tomar en lo posible conocimiento personal y directo de sus defendidos, antes de la defensa en el plenario. Cuando aquellos se halles excarcelados, procuraran citarlos para que concurran a su despacho a los efectos previstos en el párrafo anterior.

7) Inspeccionar los establecimientos públicos y privados destinados a la internación de incapaces y solicitar medidas para su buen trato y asistencia;

8) Citar y hacer comparecer por medio de la fuerza pública en sus despachos a cualquier persona, cuando sea necesario para el desempeño de su ministerio. Asimismo, podrá dirigirse a cualquier autoridad o institución privada, requiriendo informes o solicitando medidas de interés para menores, incapaces y ausentes.

Art. 80.- El deber de patrocinar a las personas pobres se entiende subordinado a la procedencia o improcedencia de la acción que requiera promover o contestar. Cuando el asesor lo juzgare improcedente deberá declararlo en resolución fundada y pasara los antecedentes al Procurador General, quien aprobara lo actuado o mandara a ejercer el patrocinio solicitado.

SECCIÓN III

DE LOS ASESORES DE MENORES

Art. 81.- El Ministerio Pupilar ante los Juzgados de Menores de la Provincia será ejercido:

a) En la Primera Circunscripción Judicial, por dos Asesores de Menores, con asiento en la Ciudad Capital.

b) En la Segunda y Tercera Circunscripciones Judiciales, por un Asesor de Menores en cada una de ellas, con asiento en Clorinda y Las Lomitas, respectivamente.

Para ser Asesor de Menores se requieren condiciones establecidas en el artículo 122 de la Constitución Provincial.

Art. 82.- En caso de excusación, recusación, vacancia o cualquier otro impedimento, los Asesores de Menores serán subrogados:

a) Los de la Primera Circunscripción Judicial, recíprocamente entre si, y en caso necesario, por los Asesores de Menores e Incapaces y Defensores de Pobres y Ausentes y los Procuradores Fiscales, en orden númerico y ascendente, y los abogados de la lista de conjueces;

b) Los de la Segunda y Tercera Circunscripciones Judiciales, por el Asesor de Menores e Incapaces y Defensor de Pobres y Ausentes, el Procurador Fiscal y los abogados de la lista de conjueces.

Art. 83.- Sin perjuicio de las que resulten de las respectivas leyes de procedimientos, son atribuciones del Asesor de Menores:

1) Actuar como defensor letrado de los derechos de todo menor, debiendo dársele intervención a tal efecto no solo en las contiendas judiciales que se diriman ante el Juzgado de menores, sino también en las actuaciones administrativas que puedan afectar intereses o derechos de menores;

2) Atenderá la salud, seguridad, educación moral o intelectual, de los menores sometidos a la jurisdicción del Juzgado, solicitando en su caso, las medidas legales correspondientes;

3) Estudiar los antecedentes familiares, ambientales, judiciales, policiales de los menores para asegurar el tratamiento adecuado a los mismos;

4) Inspeccionar los establecimientos públicos y privados u hogares sustitutos, donde se encuentra alojados menores y llevar a conocimiento del tribunal las observaciones que interesen a los efectos de ley, recabando las medidas pertinentes;

5) Informar al Juez de Menores, semestralmente, acerca del estado cultural y profesional de los menores que se hallen bajo la dependencia y control del Tribunal;

6) Coordinar estas funciones con las que cumplen con los organismos administrativos y los demás creados por la presente ley;

7) Atender las quejas por malos tratos a menores y solicitar las medidas que estime adecuadas;

8) Procurar acuerdos judiciales o extrajudiciales entre los padres respecto de la tenencia de hijos, régimen de visitas y la prestación de alimentos.

En el ejercicio de sus funciones, los Asesores de Menores podrán hacer comparecer a cualquier persona a su despacho, incluso con el auxilio de la fuerza pública, y solicitar las medidas que estime de interés en beneficio de los menores.

CAPITULO XVI - De los Secretarios.-

SECCIÓN I - De los Secretarios del Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia

Art. 84.- El Excelentísimo Superior Tribunal tendrá cuatro Secretarías:

- Una en lo Criminal y Correccional, del Trabajo y de Menores.

- Una en lo Civil, Comercial, Administrativo y de competencia Originaria.

- Una Administrativa, y

- Una de Superintendencia.

Se subrogarán entre sí, en el orden que fije el Tribunal.

Los Secretarios del Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia tendrán jerarquía y retribución del Juez de Primera Instancia.

Art. 85.- Son deberes de los Secretarios Administrativos y de Superintendencia: correr con todo lo referente a planillas, pago de sueldos, control diario del personal y su asistencia, organización y dirección de la estadística del movimiento judicial, del archivo y devolución de expedientes, del manejo de las partidas del presupuesto correspondiente a los gastos de la Administración de Justicia, autenticaciones, legalizaciones, licencias, denuncias en la que corresponda actuar al Excelentísimo Superior Tribunal, matrícula de inscripción de profesionales, libros de fianzas y sanciones disciplinarias, y en general todo lo inherente a la actividad vinculada a la Administración del Poder Judicial y a la facultad de Superintendencia del Excelentísimo Superior Tribunal. La distribución de las tareas entre ambos efectuará este cuerpo mediante acordada.

Art. 86.- Son funciones de los Secretarios del Excelentísimo Superior Tribunal:

1) Presentar inmediatamente al Presidente del Excelentísimo Superior Tribunal los expedientes, escritos y documentos entrados y actuar en todo cuanto dispongan las normas legales de procedimientos.

2) Dar debido cumplimiento a las disposiciones y resoluciones de la Presidencia y del Excelentísimo Superior Tribunal.

3) Abrir y actualizar los libros ordenados por leyes y disposiciones reglamentarias.

4) Controlar el movimiento de fondos depositados a la orden del Tribunal.

5) Concurrir a los acuerdos y redactarlos en el libro respectivo.

6) Formular los proyectos de sentencia en vista de los acuerdos.

7) Confeccionar y tener al día los legajos personales.

SECCIÓN II - De los Secretarios en General.-

Art. 87.- En ninguna de las instancias o fueros será necesaria la autorización de la firma del Juez por el Secretario en las resoluciones judiciales, oficios u exhorto.

Art. 88.- Las providencias de mero trámite serán dictadas por los Secretarios en cualquier fuero e instancia. Se entiende por tales las que resuelvan peticiones tendientes a impulsar el procedimiento conforme al tramite ordenado por el Tribunal o Juez de la causa. Bastará la sola firma de los Secretarios en las providencias de mero tramite y en las que se disponga:

1) Agregar partidas, exhortos, pericias, oficios, inventarios, tasaciones, división o par

Sitios de Interés

Escudo congreso          Escudo senado          Escudo biblioteca          Escudo portal fsa        Escudo judicial          Escudo infoleg