Visto: 256608

 

Ley numero: 39

Tema
Creación del Registro Civil de las Personas.-
Autor
Poder Ejecutivo
Incidencias
Reglamentada por D. 983/58 (B.O. 34 del 26-01-59, p. 12) D. 142/60 (B.O. 59 del 15/02/60, p. 3) - L. 128- Creasión de Delegaciones y Comisiones Especiales - (B.O. 73) - L. 372- Crea Delegaciones en Localidad Luis de Gásperi y Tercera y Cuarta en ciudad Capital. (B.O.2651, p,1. 23/01/84) - D. 1149/98. Crea centros de Mediación Comunitaria (B.O.6286, p.1. 30/10/98)
Texto

LEY Nº 39

CREACION DEL REGISTRO CIVIL DE LAS PERSONAS

CAPITULO I

La Legislatura de la Provincia sanciona con fuerza de Ley:

Artículo 1º .- El Registro Civil de las Personas, funcionará en todo el territorio de la Provincia conforme a las disposiciones de la presente ley.

En el se registrarán con las formalidades y bajo las penalidades establecidas, todos los datos concernientes a la capacidad y al Estado Civil de las Personas.-

Artículo 2º.- Créase la Dirección General del Registro Civil que dependerá del Ministerio de Gobierno, y la constituirán:

1º.- Una Dirección,

2º.- Un archivo General;

3º-. Oficinas Seccionales; y,

4º.- Comisionados Especiales (Oficinas Auxiliares).-

Art.3º.- La Dirección General del Registro Civil contará con:

lº.- Un Director General

2º.- Un Inspector General

3º.- Un Jefe de Archivo General;

4º.- Un Secretario; y,

5º.- Auxiliares.-

Art.4º.- La Dirección del Registro Civil tendrá su asiento en la Capital de la Provincia, contará con delegaciones (Oficinas Seccionales) en todo el territorio de la Provincia que dependerán directamente de la Dirección (en el aspecto funcional del Registro Civil), desenvolviéndose sobre la base de las actuales oficinas y en forma anexa a los Juzgados de Paz.-

Art.5º.- El Director General deberá ser argentino, mayor de edad y tener título de abogado, escribano público o procurador universitario, o haber ejercido cargos que acrediten su idoneidad para el desempeño de dicha función.-

El Director al tomar posesión de su cargo, prestará juramento ante el Ministerio de Gobierno, Los demás funcionarios lo harán ante el Director o ante el Juez de Paz, si así se dispusiere, labrándose acta y remitiendo una copia de la misma a la Dirección.-

Art.6º.- Son deberes y atribuciones del Director:

1º.- Ejercer las funciones de Jefe de la Repartición, a cuyo efecto dictará, previa aprobación del Poder Ejecutivo, su reglamento interno, e impartirá las instrucciones que estime necesarias para el mejor funcionamiento de la misma; y,

2º.- Ejercer las funciones de superintendente de todas las oficinas de la Repartición.-

Art.7º.- Las Oficinas Seccionales estarán a cargo de los Jueces de Paz y tendrán la denominación de Jefes de Seccionales del Registro Civil; al frente de las Oficinas Auxiliares se desempeñaran Comisionados Especiales ad-honorem.-

Art.8º.- Se considerará jurisdicción de cada una de las Oficinas Seccionales, la que corresponda al respectivo Juzgado de Paz.-

El Poder Ejecutivo determinará el ámbito de jurisdiccíon de las Oficinas Auxiliares a cargo de los Comisionados Especiales, como así también procederá a su creación, traslado o clausura.-

Art.9º.- El Reglamento determinará las funciones que correspondan a los funcionarios y demás empleados del Registro Civil, como asimismo las formas de las suplencias y organización administrativa interna.-

Art.10.- Los empleados guardarán estricta reserva de las anotaciones que hicieran, bajo pena de destitución y resarcimiento de los daños y perjuicios que causaren.-

CAPITULO II

De las Secciones del Registro

Art.11.- El Registro se dividirá en cuatro secciones:

1º.- De nacimiento;

2º.- De matrimonio;

3º.- De defunciones; y,

4º.- De inscripciones judiciales.-

Art.12.- Cada una de las tres primeras secciones llevará sus libros por duplicado, con sus folios impresos numerados correlativamente. La cuarta Sección registrará en un libro blanco las sentencias judiciales que se mencionan a continuación.-

1º.- De adopciones;

2º.- De rectificación de partidas;

3º.- De filiación;

4º.- De divorcio y anulación de matrimonios;

5º.- De insanías;

6º.- De ausencia con presunción de fallecimiento;

7º.- De reconocimiento de hijos extramatrimoniales ante el Juez letrado; y,

8º.- De nacimiento.-

Art.13.- Todos los libros de Registro serán rubricados por el Director General, quién deberá certificar en el primer folio el número total de los mismos.La Dirección reglamentará y hará imprimir los libros correspondientes con arreglo a la presente Ley y decreto reglamentario.-

Art.14 .- Los libros tendrán su índice alfabético en el que anotarán todas las partidas que contengan, tomándose al efecto la primera letra del apellido del inscripto y en los matrimonios el apellido de ambos conyuges separadamente. Además se llevará un índice general de los asientos de cada una de las secciones en la forma que determine el decreto reglamentario.-.

Art.15.- El último día del año se cerraran los libros de las Oficinas Seccionales y Comisionados Especiales, certificándose en la foja de clausura habilitada a ese fín, el numero de partidas que cada uno contenga. Dicha certificación será efectuada por los encargados respectivos, con la visación oportuna del Director General. Uno de los ejemplares se archivará en la Dirección General y el otro será remitido a la Oficina Seccional correspondiente a ese mismo efecto.-

Art.16.- En caso de pérdida o destrucción de alguno de los ejemplares, la Dirección tomará las medidas necesarias para extraer una copia fiel del libro conservado, en uno idéntico al destruido y con todos los requisitos necesarios para habilitar los libros originales, debiendo certificar su exactitud al Director General.

Si se estraviase o destruyesen los dos, deberán la Dirección General del Registro Civil y el Archivo General dar cuenta al Juez en lo civil en turno dentro del término de cinco días desde que se tuviese conocimiento del extravío o destrucción, y el juez ordenará su reconstrucción por cualquier medio de prueba, debiendo autenticar cada asiento el funcionario que tenga a su cargo la oficina donde ocurrió el extravío o destrucción.-

Art.17.- Los libros del Registro Civil no podrán ser entregados a terceros ni sacados de la oficina donde deban permanecer por imperio de la presente ley, con excepción de los casos en que el Jefe del Registro Civil o Comisionado Especial estén autorizados a cumplir sus funciones a domicilio. Los Jefes de las Oficinas Seccionales y los Comisionados Especiales, son personal y directamente responsables de la destrucción, alteración o pérdida de los libros confiados a su cuidado.-

CAPITULO III

De las Partidas del Registro General

Art.18.- Las partidas del registro se extenderan de acuerdo a las prescripciones de esta ley,en los libros correspondientes, una después de otra, en órden de número sin dejar en blancos entre ellas y deberán expresar además de los antecedentes exigidos en cada caso, lugar y fecha en que se extienden, nombres y apellido, edad, estado civil, número de matrícula individual ó cédula de identidad en defecto de aquella o cualquier otro documento que pruebe en forma fehaciente la identidad de todos los que intervengan en acto, ya sea como partes o testigos.-

Art.19.- Cada partida se asentará por duplicado, debiendo sellar con sello de la Oficina y firmarse por el respectivo Encargado, los interesados y dos testigos mayores de edad, vecinos del lugar, ello sin perjuiciode los demás requisitos, formalidad ó números de testigos que se exigiesen en otras disposiciones de la presente ley.-

Cuando alguno de los interesados o testigos no supiere o diere firmar, se expresará la causa, se estampará su impresión digito pulgar y lo hará a su ruego otra persona que no sea del acto.-

Art.20.- En los casos en que los comparecientes ignorasen el idioma nacional, deberán ser asistidos por un traductor público matriculado y en caso de no existir éste, por un intérprete de reconocida idoneidad.-

Art.21.- Las notas marginales serán selladas y firmadas por el Jefe de Sección o el Comisionado Especial en su caso.-

Art.22.- En las partidas y notas marginales no podrá usarse abreviaturas y guarismos, ni aún en las fechas, ni hacerse raspaduras, debiendo las enmiendas o palabras entre renglores salvarse al final de la misma partida antes de firmarse.-

Art.23.- Toda partida deberá ser leída a los interesados y testigos antes de firmarse y aún exhibirla si lo solicitaren expresándose al final de ella haberse llenado esta formalidad.-

Art.24.- En las partidas no podrá expresarse por vía de nota, ni de otra forma, nada que sea impertinente o que no deba ser declarado con arreglo a la presente ley.-

Art.25.- Cuando los interesados actúen por medio de apoderados especiales, se acreditará la personería con el correspondiente testimonio de mandato el que será rubricado por el Jefe de Sección o Comisionado Especial y firmado por el presentante disponiéndose su archivo bajo el número de acta respectivo, en los casos y forma que la reglamentación establezca.-

Art.26.- La suspensión del asiento de una partida se hará expresándose en la misma, la causa determinante y para continuarla se extenderá un nuevo asiento, procediéndose de cuerdo a lo dispuesto en el artículo 18. Uno y otro asiento llevarán recíprocamente notas marginales de referencia.-

Art.27.- Asentada una partida, sólo podrá ser modificada por resolución fundada del Director General, la que se archivará bajo el número del acta, con anotación marginal en la partida, cuando el interesado se presentare dentro del término de sesenta días y probare con la documentación necesaria, el error material en que se hubiere incurrido. Transcurrido dicho plazo, el asiento sólo podrá modificarse en virtud de resolución judicial y en juicio ordinario y escrito, como en cada caso se determine.-

Art.28.- No podrá igualmente efectuarse adición, supresión o cambio de los nombres y apellidos, sinó en virtud de sentencia de juez competente en juicio ordinario y escrito, La petición deberá publicarse por edictos en el Boletín Oficial y en un diario local durante el término que establezca la ley formal.-

Art.29.- Los jefes de Sección y los Comisionados Especiales no podrán autorizar ni intervenir en los actos que se refieran a su persona o parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad. En los casos lo harán sus reemplazantes legales.-

Art.30.- Toda persona que hubiere presenciado un hecho que deba se inscrito en el Registro, estará obligada a comparecer a llamado del Jefe de la Oficina para testificar la inscripción bajo la pena que estatuye el artículo 86.

CAPITULO IV

De los testimonios y certificados

Art.31.- El Director General, los Jefes de Oficinas Seccionales, los Comisionados Especiales deberán expedir a los interesados que lo solicitaren, testimonios de los asientos contenidos en los Libros del Registro con las notas marginales que tuvieren, dentro del plazo de cinco días.

Art.32.- Los Jefes de Oficinas Seccionales y los Comisionados Especiales podrán expedir certificados de los asientos contenidos en los Libros de su registro, dentro del plazo de cuarenta y ocho horas.

Art.33.- Los testimonios y cetificados a que se refieren los artículos anteriores, solo podrán ser expedidos por orden judicial o a solicitud de parte o interés legítimo.

CAPITULO V

De los nacimientos

Art.34.- Se inscribirán en los libros correspondientes a la Sección Nacimientos, todo los acontecimientos en la jurisdicción de la Provincia, cualquiera sea el domicilio de los padres.

Art.35.- La denuncia del nacimiento deberá hacerse ante el respectivo Encargado de Registro dentro de los quince días siguientes de ocurrido para los producidos dentro de un radio de no mayor de cinco kilómetros del asiento de la Oficina y de noventa días corridos para los que acontecieren a mayor distancia.

Art.36.- Comprobado en nacimiento con certificado médico o de partera el Jefe del Registro acentará el mismo labrando la partida con las formalidades correspondiente. Cuando el alumbramiento ocurra sin intervención de los profecionales antes indicados se comprobará con la declaración de dos testigos que también podrán ser los del acto.

Art.37.- Si se solicitara la inscripción de un nacimiento después de los plazos establecidos en el artículo 35, solo se extenderá por sentencia judicial en juicio ordinario y escrito. Previo pago de la multa respectiva.

Art.38.- Estarán obligados a denunciar el nacimiento:

1.) El padre, en su defecto la madre y a falta de ellos un pariente mas cercano que exista en el lugar o la persona a cuyo cuidado haya sido entregado en recién nacido o bién vecino mas cercano; y ,

2.) Los administradores de hospitales, hospicios u otros establecimientos análogos, respecto a los nacimientos ocurridos en ellos.

En caso de impedimento para concurrir a efectuar la denuncia podrán hacerlo mediante poder especial.

Art.39.- Los administradores o personas a cargo de hogares de niños o de expósitos, toda persona mayor de dieciocho años de edad que encontrare un recién nacido o en cuya casa se hubiere expuesto, estarán obligados a denunciar el nacimiento y presentar a la oficina del registro las ropas, documentos y demás cosas u objetos conque hubiera sido encontrado, debiéndose guardado todo bajo el mismo número que corresponda a la partida.

Art.40.- Si hubiere nacido más de un hijo en un solo parto, se labrarán tantas actas cunado fueran los nacidos, asentándose los mismos por orden de alumbramientos, dejándose constancia de todo signo físico que pueda contribuir a individualizar los inscriptos.

Art.41.- La partida de nacimiento deberá contener:

1º.- El nombre, apellido y domicilio de la persona que solicite la inscripción;

2º.- El lugar, fecha y hora en que se ha producido el nacimiento;

3º.- El sexo del nacido;

4º.- El nombre que se le dé;

5º.- El nombre, apellido y domicilio del padre y de la madre;

6º.- El nombre y apellido y domicilio de lo abuelos paternos y maternos; y,

7º.- El nombre, apellido y domicilio de los testigos.

Art.42.- Si se tratará del nacimiento de hijo fuera del matrimonio no se hará mención del padre o de la madre salvo que éste a aquel lo reconociera, en cuyo caso se expresarán las referencias personas del que lo hubiere reconocido.

Art.43.- En el nacimiento de un expósito se hará constar el lugar, día y hora en que hubiere sido hallado, su edad presunta establecida por un médico, sexo, los dos pronombres que se le dé por el Jefe del Registro, y los documentos, ropas u otros objetos que con el se hubieren encontrado, dejándose además constancia de la persona que se hiciera cargo del menor, con indicación del domicilio, documentos personales y nombres de parientes si se conocieren.

Nacidos Muertos

Art.44.- Si del certificado del médico o partera surgiera que la persona ha nacido sin vida, se registrará el asiento en el libro de defunciones. Si de dicho certificado surgiere que ha nacido con vida, aunque fallezca inmediantamente, se asentarán ambos hechos en los correspondientes libros de nacimientos y defunciones.

CAPITULO IV

De los reconocimientos y legitimaciones

Art.45.- El reconocimiento de hijos extramatrimoniales podrá hacerse ante cualquier oficina del Registro Civil de la Provincia ante Escribano o bien ante Juez Letrado.

Art.46.- El reconocimiento de hijos extramatrimoniales se efectuará labrándose el acta correspondiente en cualquiera de las Oficinas del Registro, aunque no fuere la del domicilio del otorgante, previa presentación del testimonio de la partida de nacimiento, poniéndose notas marginales tanto en el acta de reconocimiento como en la partida de nacimiento.

Art.47.- Si la partida de nacimiento no estuviere asentada en la oficina donde se hace el reconocimiento, el Encargado de la misma remitirá a la Dirección General del Registro Civil, dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes, testimonio del reconocimiento a los efectos de las notas marginales de que habla el artículo anterior. Si se tratara de actas correspondiente a libros archivados, se remitirá igualmente un testimonio a la Dirección del Registro Civil de la Provincia, a los efectos de las notas marginales correspondientes.

Art.48.- Los jueces ante quienes se hiciere el reconocimiento de hijos y los Escribanos que extendieren o protocolizaran escrituras de esta clase, remitirán dentro del término fijado en el artículo anterior y a sus efectos, testimonios de tales documentos a la Dirección General del Registro Civil.

Art.49.- Cuando se efectúa el reconocimiento de varios hijos, se labrarán tantas actas cuantos sean los reconocidos.

Art.50.- En la legitimación de hijos por acto de matrimonio se inscribirán notas marginales de referencia en los actas de nacimientos, reconocimientos y matrimonios.

Art.51.- En los casos en que el Código Civil autoriza la legitimación con arreglo a las leyes extranjeras, la inscripción se hará levantándose un acta en la cual se inserta copia íntegra de los documentos debidamente autenticados que la acrediten.

Art.52.- Las escrituras de reconocimientos de hijos y, en general cualquier otro documento, se copiarán integramente en el acta respectiva haciendo constar el nombre y domicilio de quién solicita el acto.

Art.53.- A partir de la promulgación de la presente ley, el Director General o funcionario que desempeñe la funcion de tal, podrá realizar en los libros archivados las anotaciones marginales derivadas de reconocimientos o legitimación, que habiendo cumplido todos los requisitos formales del caso se hubiera omitido hacer, ya sea por extravio u olvido de la comunicación pertinente.

CAPITULO VII

De los Matrimonios

Art.54.- Se inscribirán en el libro de matrimonios, los que se celebren en la Sección respectiva, haciéndose constar;

1º.- El nombre y apellido de los contrayentes, edad, estado civil, nacionalidad, domicilio, lugar de nacimiento y profesión;

2º.- El nombre, apellido, nacionalidad, profesión y domicilio de los padres;

3º.- Nombre, apellido de los testigos, edad, nacionalidad y domicilio, como igualmente el conocimiento que éstos tuvieren de los futuros esposos y de la habilidad de éstos para contraer matrimonio;

4º.- La falta de oposición o denuncia que compruebe ante el Jefe de Oficina, que los futuros cónyuges son inhábiles para el acto.

5º.- La circunstancia de habérseles dado lecturas de los artículos cincuenta, cincuenta y uno y cincuenta y tres de la Ley de Matrimonio Civil, el consentimiento de recibirse y otorgarse recíprocamente por esposos en el mismo acto, y finalmente la declaración de habérseles unido en legítimo matrimonio en nombre de la ley.

Art.55.- Si alguno de los futuros cónyuges expresare no conocer a sus padres o uno de ellos, o si éstos hubieren fallecido, se hará constar en el acta, y en el último de los casos la fecha y lugar del fallecimiento, en vez del domicilio.

Art.56.- Si ambos contrayentes o uno de ellos hubiese sido casado se anotará con marginales el nombre y apellido de su anterior cónyuge, el lugar de casamiento, con individualización de juzgado y expediente cuando fuere por sentencia, archivándose los documentos presentados.

Art.57.- Si se tratare de la nulidad de matrimonio, declarada por sentencia firme, se exigirá previamente, a los contrayentes que presenten testimonio legalizado de la sentencia que declare nulo el matrimonio anterior, y si la disolución del matrimonio tuviere por causa de la muerte del conyuge se exigirá el testimonio de la partida de defunción.

Art.58.- Cuando los futuros cónyuges tuvieren hijos que quisieran legitimar en el acto del matrimonio, se hará constar esta circunstacia, determinando el nombre, día, mes, año y lugar del nacimiento de cada uno de ellos exigiéndose la presentación de los correspondientes testimonios a fin de comprobar que los mismos están debidamente inscriptos. El Jefe del Registro practicará las notas marginales corresponientes en las respectivas actas de nacimientos y de reconocimientos haciendo constar la legitimación. Cuando se tratare de nacimientos o reconocimientos asentados en otras oficinas, comunicará dentro de las cuarenta y ocho horas a la Dirección General a los fines pertinentes.

Art.59.- En los matrimonios entre menores o cuando uno de los contrayentes fuere menor, el Jefe de la Oficina exigirá y hará constar en el Registro el consentimiento del padre, o en su defecto de la madre o representante legal, o en su caso, la venia judicial, presentándose testimonio del acto de discernimiento de la tutela o consecución de la venia, de los que se dejará constancia en el acto, archivándoselos bajo su mismo número, en el legajo correspondiente.

Art.60.- Si se tratare de matrimonio in artículo mortis teniendo objeto legitimar hijos, el Jefe del Registro se trasladará al domicilio del enfermo y extenderá allí la partida de matrimonio en la forma indicada, haciendo dicha circunstancia por transcrpción del certificado médico o la declaración jurada de dos testigos donde no hubiere facultativo. En cuanto a las formalidades del matrimonio en estos casos, debe estrase a lo dispuesto en el artículo cuarenta y seis de la ley de Matrimonio Civil.

Art.61.- Cuando la celebración del matrimonio se hiciere por intermedio de apoderado, deberá presentarse poder especial que se archivará haciéndose las debidas referencias y se hará constar en la partida además de lo dispuesto en el artículo 54, el nombre y apellido del apoderado, nacionalidad, profesión y domicilio, lugar, fecha del poder e individualización del Registro y acta en que pasó.

Art.62.- Será suspendido por el Jefe de la Oficina el acto de celebración del matrimonio formándose a ese objeto un expediente, en los casos siguientes:

1º.- Cuando no fueren hábiles los testigos indispensables, o no fueren satisfactorias sus declaraciones para la celebración del matrimonio; y,

2º.- Cuando se dedujera oposición, en cuyo caso se hará constar en el expediente, el nombre y apellido, matricula individual o en su defecto cédula de identidad, especificando oficina expedidora o, en su defecto de estos pasaportes u otros documentos de identificación que suplan a los anteriores, edad, estado civil, profesión y domicilio del oponente, el parentesco que lo ligue con alguno de los futuros esposos, el impedimento en que funda su oposición, los motivos que tenga para creer que existen impedimentos y copia de los documentos que prestare o indicación del lugar donde se encuentren.

Cuando la oposición se fundara en algunos de los impedimentos establecidos en el artículo 9º de la Ley de Matrimonio Civil, el Jefe del Registro remitirá directamente al Juez competente copia integra del asiento de denuncia.

Art.63.- Cuando los futuros esposos se presentaren al Jefe del Registro Civil a contestar la oposición que se le huibiera hecho se hará constar la fecha, el mes y año de la presentación, nombre y apellido del o los futuros cónyuges y todo lo que se exponga para demostrar la no existencia del impedimento o la falta de derecho del oponente, transcribiendo los documentos que presentaren. Copia íntegra de esta exposición, será enviada también el respectivo juez.

Art.64.- Si se subsanaran las deficiencias o impedimentos para la celebración del matrimonio, el Jefe de la Oficina extenderá nueva partida en la que se hará constar que ha desaparecido la causa del impedimento o la inexistencia del mismo transcribiendo el documento auténtico que le compruebe. Cuando la suspensión tuviere por causa lo previsto en el inciso lo del artículo 62 de la presente Ley, bastará la constancia de que han sido presentados al Jefe de la Oficina nuevos testigos hábiles y satisfactorios en sus declaraciones.

Art.65.- En todo lo que no estuviere previsto en el presente capítulo, deberá procederse conforme a las prescripciones de la Ley de Matrimonio Civil.

CAPITULO VIII

De las Defunciones

Art.66.- Se inscribirán ne el libro de Defunciones:

1º.- Las que ocurran en la Provincia; y

2º.- Las acaecidas fuera de la Provincia, si las personas al tiempo de su muerte, hubieren tenido su domicilio en ella, lo que deberá acreditarse fehacientemente, ante la oficina actuante.

Art.67.- El conyugé sobreviviente, los descedientes del difunto, los ascedientes, los parientes más cercanos y, en defecto de ellos, toda persona mayor de edad que hubiere presenciado una defunción, están obligado a denunciar el hecho ante el Jefe del Registro, por si, o por medio de otro debiendo observarse las formalidades establecidas para la declaración del nacimiento, formulándose denuncias dentro del término de veinticuatro horas. Cuando las distancia de la Oficina más cercana fuera superior a los quince kilómetros, la denuncia podrá fomularse ante la autoridad policial más próxima y cuando la distancia a la misma excediere a los treinta kilómetos, el término se ampliará a las treinta y seis horas, debiendo observarse las formalidades establecidas en el artículo 19.

Art.68.- Cuando el fallecimiento tuviere lugar en otra casa que no fuera la de la persona muerta, también incumbe al dueño de casa la obligación impuesta por el artículo anterior; como asimismo al Jefe o Superior, cuando se produjere en cuarteles, conventos, hospitales, cárceles y otros establecimientos públicos.

Art. 69.- Igual obligación tendrá toda persona que encontrare cadáveres o miembros humanos abandonados, o ocultos en lugares no destinados a su guarda, conservación o inhumación.

Art. 70.- El funcionario encargado del cumplimiento de una sentencia de muerte, hará la declaración ordenada remitiendo a la Oficina del registro, copia del acta de la ejecución, con las referencias personales exigidas por esta Ley para extender la partida de defunción. El acta quedará archivada en la Oficina de Registro, pero en la partida no se hará constar la causa del fallecimiento, declarándose simplemente "Muerte Violenta".

Art. 71.- Con excepción de los casos de los artículos 69 y 70, además de las formalidades exigidas por esta ley, para inscribir la partida de Defunción, será necesario certificado médico, si hubiere facultativo en el lugar, el que se archivará bajo el número del acta.

Art. 72.- El facultativo que hubiera asistido en la última enfermedad, y a falta de él, cualquier otro que se llame al efecto, estará obligado a examinar el cadáver y expedir el certificado a que se refiere el artículo anterior.

Si fuere imposible el exámen del cadáver, por no existir médico en el lugar que se produjo la muerte, el certificado de defunción será expedido por el Juez de Paz o Juez Suplente, o la autoridad policial o militar más inmediata, y por ante dos testigos que declaren sobre todas las circunstancias que concurrieren.

Art. 73.- El certificado expresará en cuanto sea posible, el nombre, apellido y domicilio del difunto, la causa inmediata de su muerte, y el día y hora en que tuvo lugar, debiendo el facultativo manifestar si estas circunstancias le constan por conocimiento propio o por informe de terceros.

Art. 74.- El certificado deberá ser presentado al Jefe de la Oficina de autoridad policial, por las personas o autoridades obligadas a declarar la muerte, y aún podrá ser exigido de oficio a los facultativos si aquellos no pudieran obtenerlo o se trataren de cadáveres abandonados.

Art. 75.- La partida de defunción se extenderá en la Oficina ante dos testigos que hubieren presenciado la muerte o visto el cadáver, los que serán presentados por las personas obligadas a declarar la muerte o visto el cadáver, los que serán presentados por las personas obligadas a declarar la muerte o llamados de oficio por el Encargado del Registro, pudiendo ser uno de ellos, la persona que haga la denuncia.

Art. 76.- En la inscripción se hará constar:

1º.- Nombre y apellido y demás datos del denunciante;

2º.- Nombre, apellido, nacionalidad, sexo, edad, estado civil, profesión y domicilio del fallecido;

3º.- Lugar donde ocurrió la defunción, fecha y hora;

4º.- Nombre y apellido del conyugé, si el fallecido fuere casado o viudo;

5º.- Causa o enfermedad que hubiere producido la muerte;

6º.- Nombre, apellido y nacionalidad de los padres del fallecido;

7º.- Nombre, apellido y domicilio de los testigos; y,

8º.- Circunstancia de haber o no testado.

Art. 77.- Si la muerte hubiere tenido lugar en cárceles, reformados, u otros establecimientos análagos, no se hará constar ninguna de estas circunstancias en la partida de defunción.

Art. 78.- Si no fuere posible averiguar el nombre de la persona muerta, se inscribirá la partida con las designaciones que hubieren podido obtenerse, expresándose especialmente el lugar donde ocurrió la defunción, o se encontró el cadáver, edad aparente, las señales particulares, el día probable de la muerte, las ropas, los papeles y otros objetos que se hubieren encontrado y, en general, todo dato que pudiere servir para su identificación, debiendo tomarse las impresiones digitales.

Art. 79.- Si alguien averiguase posteriormente la identidad de esa persona, lo hará saber al Jefe del Registro o autoridad a quien denunció el deceso, para que asiente la partida complementaria poniendo notas de referencia en una y otra.

Art. 80.- Los encargados de cementerios o enterratorios no permitirán la inhumación de ningún cadáver sin la autorización del Jefe Seccional o Comisionado Especial de Registro Civil.

Art. 81.- Los papeles y demás objetos encontrados con el cadáver, serán guardados en la Oficina bajo el número que corresponde a la partida respectiva de defunción, los cuales serán entregados mediante resolución judicial a los derecho-habientes.

CAPITULO IX

De las inscripciones judiciales

Art. 82.- El Registro de incripciones judiciales, funcionará unicamente en las oficinas de la Dirección General.

Art. 83.- Ejecutoriadas las sentencias a que se refiere el artículo 11 de la presente Ley, el Juez Letrado dispondrá la remisión del testimonio respectivo, dentro de las 48 horas, al Director General del Registro, para su inscripción en el Libro de Inscripciones Judiciales, en estos casos bastará con que el acta respectiva sea firmada por el Jefe de Sección y el Director General.

Art. 84.- La inscripciuón se hará con transcripción de la carátula número y año del expediente, Juzgado, Secretaría y el texto de la parte dispositiva archivándose los testimonios remitidos bajo el número del acta a que correspondan, en legajos anuales. Asimismo se anotarán las marginales del caso, en las partidas a que los actos judiciales se refieran.-

CAPITULO X

Disposiciones generales

Art. 85.- En los casos de pérdidas, destrucción o alteración de libros, actas y demás documentos, y efectos pertenecientes al Registro, el empleado que resulte responsable será destituido sin perjuicio de las sacnciones civiles y penales a que hubiere lugar.-

Art. 86.- El empleado que por simple error, asentare o modificare planillas sin los requisitos exigidos, por la presente Ley sufrirá una multa de cien mil pesos moneda nacional, según la gravedad del caso, sin perjuicio de las demás sanciones disciplinarias y responsabilidades a que hubiere lugar.-

Art. 87.- Toda persona que sin cometer delito contravenga la presente Ley, haciendo lo que ella prohibe, omitiendo lo que ordena e impidiendo a otro su cumplimiento será castigada, según la gravedad del caso, con multa de cincuenta ($50) pesos moneda nacional o en caso de insolvencia, con prisión de un día a razón de cada diez pesos ($10).-

Art. 88.- La aplicación de las sanciones a que se refieren los artículos anteriores, se hará por el Director General, previo sumario de conformidad al procedimiento y con los recursos que establezca la Ley Procesal Administrativa. En las Oficinas Seccionales y Oficina de Comisionados Especiales los sumarios serán instruídos por el Director General o su Delegado y dentro del plazo de cinco días de concluído el mismo, deberá elevarlo a resolución del Director General. La instrucción del sumario no podrá exceder del plazo de quince días.-

Art. 89.- La responsabilidad establecida por esta Ley, es independiente de las sanciones penales y civiles que pudieran corresponder.-

Art. 90.- En el caso de inscripción de nacimiento o matrimonio, el Encargado de Registro, deberá entregar a quién lo solicitare, la inscripción de aquel, o a los cónyuges en su caso, una libreta de familia, con las enunciaciones relativas a la inscripción realizada y demás que determine el Reglamento.-

CAPITULO XI

Disposiciones transitorias

Art. 91.- Esta Ley será publicada durante 30 días en el Boletín Oficial y repartida en hojas sueltas para ser colocadas en lugares visibles, en las Oficinas, en las Escuelas y demás sitios públicos.-

Art. 92.- El Poder Ejecutivo reglamentará esta Ley antes del 31 de Diciembre de 1958.-

Art. 93.- La presente Ley entrará en vigencia a partir del 1º de Enero de 1959.-

Art. 94.- Quedan derogadas las leyes, decretos y disposiciones que se opongan a la presente.-

Art. 95.- Establécese una anmistía de un año a partir del 1º de Enero de 1959, para la inscripción de los nacimientos no efectuados en termino.-

Art. 96.- Comuníquese al Pôder Ejecutivo, publíquese y archívese.-

Sancionada, en la Sala de Sesiones de la H. Cámara de Diputados de la Provincia de Formosa, a los díez y siete días del mes de noviembre del año mil novecientos ciencuenta y ocho.-

JULIO ROMULO ARAOZ/BENJAMIN LEVI VERA

Secretario/Vicepresidente

Promulgada por Decreto Nº 855/58

Sitios de Interés

Escudo congreso          Escudo senado          Escudo biblioteca          Escudo portal fsa        Escudo judicial          Escudo infoleg