Visto: 258630

 

Ley numero: 160

Tema
JUBILACIONES Y PENSIONES. Crear la Caja de Asistencia Social a la Vejez, Invalidez, a la Madre y a los Huérfanos.-
Autor
Dip. Azar, Moisés.
Incidencias
Texto

LEY Nº 160

La Legislatura de la Provincia sanciona con fuerza de Ley:

CAPITULO I

Artículo 1º.- Créase la Caja de Asistencia Social a la vejez, invalidez, a la madre y a los huérfanos, cuyo funcionamiento se regirá por las disposiciones de la presente ley y sus decretos reglamentarios.

Artículo 2º.- La Caja tiene por objeto prestar asistencia social, en forma de pensión a toda persona que haya pasado el límite de edad que se fija por esta ley; o se encuentre imposibilitada para el trabajo, por enfermedad o accidente fuera del trabajo no indemnizada por otras leyes; o se trate de madres con hijos menores cuyo sustento haya dependido del trabajo de su padre o sean huérfanos; en las circunstancias que fija esta ley.

CAPITULO II

DE LOS BENEFICIOS

Art. 3º.- Se otorgará pensión por vejez a toda persona que reúna las siguientes condiciones:

1º.- Haber cumplido los sesenta (60) años de edad los varones y cincuenta y cinco (55) las mujeres;

2º.- Tener una residencia ininterrumpida en la provincia, anterior al pedido de pensión de:

a) Diez (10) años, si es argentino nativo;

b) Diez (10) años, si es argentino naturalizado desde cinco (5) años antes del pedido, por lo menos;

c) Quince (15) años, si es extranjero.

3º.- No haberse ausentado de la provincia durante el tiempo fijado en el inciso anterior, por más de dos (2) años, computándose todas la ausencias;

4º.- No poseer rentas o entradas, jubilación, pensión o subsidios de cualquier naturaleza, ni desempeñar cargos rentados que le produzcan ingresos similares o mayores a los que le corresponden en concepto de pensión. Cuando tenga entradas inferiores serán deducidas del haber pensionario;

5º.- No haber sufrido condena por delito alguno dentro de los ocho(8) años anteriores a la fecha en que se solicitara el beneficio, exceptuándose aquellos en que las penas sean inferiores a dos (2) años de reclusión o prisión;

6º.- No tener parientes que por el Código Civil o leyes especiales, estén obligados a la prestación de alimentos, salvo que no se encuentren en condiciones económicas de hacerlo o que lo hagan en suma menor a la que se estipula para las pensiones,en cuyo caso se deducirá de éstas el importe respectivo.

DE LA PENSIÓN POR INVALIDEZ

Art. 4º.- Se acordará pensión por invalidez:

1º.- Cuando el recurrente haya quedado inhabilitado en forma total y permanente para ganarse su subsistencia, por enfermedad o accidentes que no fuesen indemnizables por los patrones o el Estado; y siempre que el recurrente justifique haber trabajado en la provincia furante el término que exige en los apartados siguiente, de acuertdo a sus capacidad física e intelectual, oportunidades y necesidades, para su sostén o provecho propio o de los que legalmente dependían de él;

a) Diez (10) años, si es argentino nativo o naturalizado;

b) Quince (15) años, si es extranjero;

2º.- Cuando llene el requisito del inciso 2º del artículo 3º y los demás que establezca la reglamentación de la presente ley;

3º.- Cuando no le afecten las exigencias de los incisos 4º, 5º y 6ºdel artículo 3º de esta ley.

DE LAS PENSIONES A LAS MADRES CON HIJOS

Y A LOS MENORES DESAMPARADOS

Art. 5º.- Se acordará pensión a las madres con hijos, cuando justifiquen los siguientes extremos:

1º.- Que los hijos sean menores de catorce (14) años y huérfanos de padre; o éste fuera desconocido o los hubiese abandonado;

2º.- Que la familia a pensionarse tenga en la provincia, una residencia contínua con anterioridad al pedido, de diez (10) años si son argentinos nativos o naturalizados, y de quince (15) años si son extranjeros;

3º.- Que no perciban rentas, ni tengan ingresos de ninguna naturaleza, superiores a las pensiones otorgadas. Cuando tengan entradas inferiores, serán deducidas del haber pensionario;

4º.- Que la madre o los hijos menores a pensionar carezcan de parientes de los que, por el Código Civil, están obligados a prestar alimentos, salvo que no se encuentren en condiciones económicas de hacerlo o que lo hagan en menor suma de la que se fija como monto del beneficio, en cuyo caso se deducirá de éste el im- porte de tal prestación.

Art. 6º.- Se concederá pensión a los huérfanos o menores desamparados cuando:

1º.- Carezcan de padre y madre; éstos fueren desconocidos o quedaren desamparados por abandono de sus ascendentes;

2º.- Sean menores de dieciseis (16) años de edad;

3º.- Se llenen los requisitos exigidos en los incisos 2º, 3º y 4º del artículo anterior.

CAPITULO III

DEL IMPORTE DE LOS BENEFICIOS

Art. 7º.- La reglamentación fijará las asignaciones mensuales que corresponderá a los pensionados,las que tendrán que ser iguales para los mismos casos, y ser revisadas anualmente para adecuarlas a los índices oficiales del costo de la vida.

Art. 8º.- El pensionado que sea propietario del inmueble que habite, sólo percibirá el sesenta y cinco por ciento (65%) del importe de su pensión, sin perjuicio de efectuar las deducciones proporcionales a las rentas que pudiere obtener de él.

Art. 9º.- Los pagos se harán directamente a los beneficiarios, no admitiéndose el cobro por intermedio de apoderados, salvo que se trate de representación ejercida legalmente como tutores o curadores y que haya sido justificada previamente ante el organismo.

CAPÍTULO IV

DE LA SUSPENSIÓN Y CADUCIDAD DE LOS BENEFICIOS

Art. 10º.- Las pensiones se suspenden o caducan por los siguientes motivos:

1º.- Si el beneficiario fuere ebrio consuetudinario o practicare la mendicidad, se le suspenderá el pago del beneficio por un término de hasta dos (2) meses la primera vez y de hasta cuatro (4) meses de segunda, notificándole personalmente que en caso de reincidencia se procederá al retiro del beneficio;

2º.- En los casos en que la madre o los tutores de los menores pensionados en edad escolar, no envien a éstos a la escuela, se suspenderá temporariamente el pago del beneficio, hasta tanto se cumpla esa obligación legal, sin perjuicio de iniciar los trámites correspondientes para obtener la concurrencia de los menores a los establecimientos educacionales;

3º.- Si el beneficiario fuere sometido a proceso criminal y se encontrare encarcelado, se suspenderá el pago de la pensión hasta su absolución o el cumplimiento de la pena.

Entre tanto la pensión se abonará a los familiares que de él dependieran, si estuviesen en condiciones legales para tener derecho a ello;

4º.- Si el pensionado se ausentare de la provincia, se suspenderá el pago de la pensión hasta su retorno, siempre que su ausencia no exceda de tres (3) meses consecutivos, en cuyo caso se declarará la caducidad del beneficio. Están excluídas de esta disposición aquellas personas que hubieren solicitado y obtenido, previamente autorización de la Dirección de la Caja para ausentarse;

5º.- Caducan si el beneficiario:

a) fallece;

b) renuncia expresamente a su derecho de pensión;

c) incurre en probada mala conducta;

d) constituye domicilio real fuera del territorio de la provincia;

e) siendo la madre (artículo 5º), contrae matrimonio, vive en concubinato o incurra en probada mala conducta;

f) dejare de reunir las condiciones exigidas por esta ley y sus decretos reglamentarios.

Art. 11º.- Carece de derecho a pensión por vejez toda persona que, en tiempo de residencia exigida por el artículo 3º, se hubiere abstenido habitualmente de trabajar, haya desarrollado actividades de las tenidas por inmorales, haya sido ebrio consuetudinario, toxicómano y observado habitualmente mala conducta.

Art. 12.- El derecho a pensión por invalidez (artículo 4º), caduca con la desaparición de la incapacidad en las condiciones estatuídas. Con el propósito de establecer la subsistencia de la incapacidad, el organismo dispondrá la verificación del estado de salud y aptitud del beneficiario para el trabajo, toda vez que lo considere conveniente.

Art. 13.- Las pensiones acordadas por los artículos 5º y 6º de la presente ley, caducarán automáticamente al cumplir el menor los dieciséis (16) años de edad. Si fueren varios los menores que goza- ren de un beneficio, se irá excluyendo del total de la pensión la parte proporcional que corresponda, a medida que cumplan la edad mínima aquellos beneficiarios, hasta producirse la caducidad total.

CAPÍTULO V

DEL TRÁMITE DEL BENEFICIARIO Y SU REVISIÓN

Art. 14.- Toda persona que se considere comprendida en los beneficios de esta ley y desee acogerse a ella, deberá presentar a la Caja una solicitud haciendo constar su nombre, domicilio, edad, estado, nombre de los padres, número de hijos, edad y profesión de cada uno y concepto por el cual se solicita la pensión, pudiendo presentar todo género de pruebas.

El trámite ante la Caja, de estas solicitudes, no podrá exceder del término de noventa (90) días, desde la fecha de su presentación. Todas las actuaciones se harán en papel simple.

Art. 15.- La solicitud será substanciada por la Caja con los recaudos que considere necesarios a fin de establecer debidamente el derecho de los solicitantes al beneficio de la ley y resuelta por el Directorio de la misma, acordando o denegando la pensión. Esta resolución será apelable ante el Poder Ejecutivo dentro de los quince (15) días de notificada, quien en caso de dictar resolución contararia a la Caja deberá hacerlo en acuerdo de ministros.

La Caja podrá reconsiderar una petición denegada después de los seis (6) meses de haber sido resuelta, en los casos en que el recurrente pruebe mejor su derecho o se hubiere modificado su situación en forma que establezca dicho derecho.

Art. 16.- En casos de denuncias formales o siempre que las autoridades de la Caja lo consideren necesario, se procederá a revisión de las pruebas que dieron lugar al otorgamiento de las pensiones, dejando sin efecto a aquellas que hubieren sido indebidamente acordadas, sin perjuicio de las acciones civiles o criminales que deberán instaurarse en todos los casos, que correspondieran por usurpación de derechos, falsos testimonios o dolo.

Durante el trámite del proceso de revisión no podrá suspenderse el pago de la pensión.

La resolución que se dicte,deberá ser comunicada al Poder Ejecutivo, que podrá revocarla en acuerdo de ministros. Asimismo será recurrible en los mismo términos previstos en el artículo 15.-.

Art. 17.- La Caja publicará mensualmente en el Boletín Oficial una nómina de las pensiones que acuerde, y las conumicará con planillas mensuales al Superior Tribunal de Justicia, Jefatura y Comisarías policiales, Municipalidades y Comisiones de Fomento, Juzgados de Paz y reparticiones públicas que considere necesario, pudiendo cualquier persona denunciar los casos en que aquella no correspondiera. Las denuncias deberán ser hechas por escrito y firmadas, en papel simple, con especificación minuciosa de las causas que la motivan.

Art. 18.- Las reparticiones u oficinas públicas dependientes de los tres Poderes y las reparticiones autárquicas, están obligadas a suministrar los informes que les sean solicitados por el organismo, mediante oficio o personalmente por sus inspectores,en cumplimiento de esta ley y su reglamentación.

Igual obligación tendrán las asociaciones profesionales, las empresas, sociedades comerciales e industriales y los particulares en general, haciéndose pasibles todos ellos, en caso de incumplimiento dentro de los plazos que les fije el organismo, a multas de diez ($10 m/n) a cinco mil ($5.000 m/n) pesos moneda nacional. El importe de estas multas, que se reservará a los fines del artículo 24, será fijado en cada caso por el Poder Ejecutivo a propuesta del director de la Caja, teniendo en cuenta la importancia de la infracción cometida y la lesión al interés público o privado que ella ocasionare.

CAPÍTULO VI

DE LA DIRECCIÓN Y ADMINISTRACIÓN

Art. 19.- La Caja estará administrada por un Directorio de cinco (5) miembros,integrado por un (1) presidente administrativo y cuatro (4) vocales, nombrados por el Poder Ejecutivo, debiendo ser dos (2) de estos últimos, en partes iguales,a propuesta y en repre- sentación de las actividades patronales y obreras elegidos a través de sus asociaciones máximas.

Durarán dos (2) años en sus funciones, pudiendo ser reelectos.

Art. 20.- El presidente administrador, podrá ser removido por el Poder Ejecutivo, con acuerdo de ministros, por mal desempeño de sus funciones.

Art. 21.- Los vocales a propuesta del presidente administrador, y por decisión del Poder Ejecutivo,con acuerdo de ministro podrán ser removidos, por el mal desempeño de sus funciones, o si faltaren a tres 3) reuniones consecutivas del Directorio durante el mismo mes, sin causa justificada.

Art. 22.- El Directorio tendrá quorum para sesionar con tres (3) miembros. Para revocar pensiones será preciso la asistencia de, por lo menos, cuatro (4) de sus miembros.

El Presidente del Directorio tendrá doble voto en caso de empate.

Art. 23.- La administración y dirección de la Caja será ejercida por el presidente administrador; y conjuntamente con él los vocales, serán responsables personalmente ante la justicia ordinaria por las transgresiones, abusos y delitos que cometan en el desempeño de sus funciones.

1º.- Velar por la correcta aplicación de la presente ley y sus diposiciones reglamentarias;

2º.- Conceder o denegar las pensiones por vejez, invalidez a la madre o a los huérfanos, formulando por escrito sus resoluciones, exponiendo las disposiciones legales en que las funden y firmando los miembros que las adopten, debiendo comunicarlas de

inmediato al Poder Ejecutivo, el que podrá tomar resolución contraria a la de la Caja, en acuerdo de ministros;

3º.- Depositar los fondos de la Caja en el Banco Provincial Formosa;

4º.- Para invertir las reservas que hubiere, solicitará autorización al Poder Ejecutivo, quien la concederá en acuerdo de ministros;

5º.- Practicar, por lo menos cada tres (3) meses, un arqueo general de fondos y valores, dejando constancia de ello;

6º.- Proponer al Poder Ejecutivo la designación y remoción del personal de la Caja;

7º.- Organizar la contabilidad en acuerdo con la Contaduría de la provincia;

8º.- Publicar semestralmente, en el Boletín Oficial un estado de la Caja y balance general;

9º.- Presentar anualmente, en el mes de diciembre, la Memoria de la labor realizada y estado de cuentas, al Poder Ejecutivo;

10.- Proponer anualmente el Presupuesto de sueldos y gastos, al Poder Ejecutivo, el que será elevado a la Legislatura;

11.- Conceder licencias a los empleados, dentro de las normas que se establezcan para todos los empleados de la administración;

12.- Demandar y estar en juicio por cualquiera de las acciones emergentes de esta ley;

13.- Formar y publicar anualmente un censo de las personas en edad legal de recibir pensión;

14.- Formar y mantener el padrón permanente de obreros y patrones a los fines de esta ley;

15.- Efectuar estudios e investigaciones para extender los servicios sociales de la Caja;

16.- Dictar su reglamento interno con la aprobación del Poder Ejecutivo y proponer a éste las reglamentaciones que requiera la aplicación de esta ley;

17.- A los efectos del cumplimiento del artículo 7º de esta ley, anualmete propondrá los valores pencionarios al Poder Ejecutivo el que tomará resolución definitiva, en acuerdo de ministros.

CAPÍTULO VII

DEL RÉGIMEN FINANCIERO

Art. 24.- Los fondos de la Caja para atender sus servicios sociales,son inembargables y se formarán con los aportes siguientes:

1º.- Patronal;

2º.- Empleados y obreros;

3º - Del Estado Provincial;

4º.- Con los recursos que se destinen por leyes especiales;

5º.- Con las rentas e intereses que se obtengan de sus intervensiones;

6º.- Con las donaciones o legados que se hagan a su favor;

7º.- Con las multas que se cobren.

Art. 25.- El aporte patronal obligatorio es de quince ( $15 m/n) pesos moneda nacional mensuales por cada factor, empleado y obrero, de ambos sexos que tengan los establecimientos comerciales, rurales e industriales que desarrollen sus actividades en la provin- cia, los profesionales y sociedades de cualquier género.

Cuando se trata de asalariados que realicen trabajos periódicos por rotación, intermitentes, transitorios o de cualquier otra manera, que no estén considerados como empleados permanentes, el aporte patronal se computará a razón de una persona por cada veintcinco (25) jornales trabajados en el mes respectivo, dentro del personal

a sus órdenes o que ha realizado trabajos por su cuenta.

En el aporte patronal quedan comprendidas la Provincia, Municipalidades, Comisiones de Fomento y reparticiones públicas provinciales.

Art. 26.- El aporte de obreros y empleados obligatorio es de diez ($10 m/n) pesos moneda nacional mensuales y les comprende a todas aquellas personas que tengan relación de dependencia en establecimientos comerciales, rurales e industriales, con profesionales y sociedades de cualquier género.

Cuando se trate de asalariados que realicen trabajos por rotación intermitentes, transitorios, por día o cualquier otra manera a los efectos del aporte mensual, deberán haber totalizado veinticinco (25) jornales en el mes respectivo.

En el aporte de empleados y obreros quedan comprendidos también todas la personas que perciban retribución de la Provincia, Municipalidades, Comisiones de Fomento y reparticiones públicas provinciales.

Art. 27.- Quedan excluídos del aporte obligatorio el personal doméstico. Los empleadores aportarán obligatoriamente diez ($10 m/n) pesos mensuales por cada empleado, cualquiera sea la forma de remu- neración.

Art. 28.- Los patrones actuarán como agentes de retención, debiendo hacer conjuntamente los depósitos en la forma que esta- blezca la respectiva reglamentación.

Art. 29.- La percepción de los aportes de la Caja se efecturá en la forma que lo establezca la respectiva reglamentación.El Departamento Provincial de Trabajo y Previsión vigilará el cumplimiento de los aportes.

CAPITULO VII

DISPOSICIONES GENERALES

Art. 30.- Las pensiones acordadas por esta ley, son inembargables; no pueden ser compartidas, cedidas ni transmitidas total o parcialmente a favor de terceros por ninguna causa ni motivo, cualquiera sea su forma.

Es absolutamente nulo todo acto que implique contrariar las disposiciones de este artículo, que se considera de orden público, o que en forma alguna tienda a privar, restringir o suspender el derecho del beneficiario a percibir,en los plazos legales, la totalidad de su pensión.

Art. 31.- El pensionado que se asile en algún hospicio o institución de beneficiencia sostenido por particulares, deberá optar expresamente por uno u otro beneficio antes de resolverse su pedido de pensión,siendo incompatible la pensión con esa situación de asilado.

Art. 32.- Las sumas que la Caja haya pagado en conceptos de pensiones por vejez o invalidez, les serán devueltas capitalizadas con la tasa del cuatro por ciento (4%) anual, al fallecimiento del beneficiario por sus herederos o legatarios, con los bienes que estos pudieran recibir de aquel.

Art. 33.- A los fines dispuestos en el artículo anterior, los jueces, antes de dictar declaratoria de herederos en las sucesiones de varones mayores de sesenta (60) años o mujeres de más de cicuenta y cinco (55) años de edad, solicitarán informes a la Caja de Pensiones Sociales, acerca de si son o no pensionados, y en caso afirmativo, la suma total pagada con más la capitalización corres- pondiente.Cuando la Caja resulte acreedora de suma alguna,los jueces no dispondrán la entrega de fondos o transferencia de bienes a favor de los herederos o legatarios, si antes no justifican haberle devuelto los importes respectivos, de acuerdo con el artículo anterior.

Art. 34.- Todos los jefes de Registro Civil de la Provincia están obligados a dar aviso inmediato a la Dirección de la Caja, en forma documentada del fallecimiento de toda persona mayor de sesenta (60) años si es varón y de cincuenta y cinco (55) años si es mujer, para que aquella suspenda los pagos si figuraban como pensionados.

Art. 35.- La Caja de Pensionados Sociales podrá actuar en los juicios de alimentos en que sean parte sus solicitantes de pensión, cuando éstos lo requieran expresamente en el ejercicio de su representación a tal efecto.

Art. 36.- La Contaduría de la Provincia controlará el movimiento de fondos del organismo, a fin de establecer si se ajusta a las resoluciones que se dicten y al Presupuesto General en vigor.

Art. 37.- La Caja iniciará los pagos de las pensiones después del año siguiente de iniciada la percepción de los recursos.

Art. 38.- El término del artículo anterior podrá ser abreviado, si a juicio del Poder Ejecutivo, y en base a la percepción de los recursos,la Caja pudiera atender normalmente a los pensionados.

Art. 39.- Para atender los gastos que demande la organización y estructuración de la Caja, el Poder Ejecutivo tomará las sumas necesarias de Rentas Generales.

Art. 40.- El Poder Ejecutivo reglamentará el cumplimiento de la presente ley.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Art. 41.- A los efectos de la percepción de los recursos, organización y estructuración de la Caja, el Poder Ejecutivo nombrará un (1) presidente organizador y dos (2) vocales, cuyas atribuciones serán únicamente las emergentes de este artículo,y cesarán en sus funciones con el cumplimiento del mismo; debiéndose constituir la Caja de conformidad al artículo 19 de la presente ley.

Art. 42.- Comuníquese al Poder Ejecutivo, publíquese y archívese.

Sancionada en la Sala de Sesiones de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Formosa,el veintitrés de noviembre de mil novecientos sesenta.-

BENICIO LOPEZ PEREYRA/MOISÉS AZAR

Secretario/Presidente Provisional.

Sitios de Interés

Escudo congreso          Escudo senado          Escudo biblioteca          Escudo portal fsa        Escudo judicial          Escudo infoleg