Visto: 246570

 

Ley numero: 1146

Tema
Declarar la Emergencia de Régimen Previsional Provincial ( L. 57l y sus modificatorias -Jubilaciones y pensiones) Congelar los Haberes previsionales que superen el máximo. Incompatibilidades. Aportes. Edad Mínima. Prestaciones. Haberes.
Autor
Poder Ejecutivo
Incidencias
Publicada en el Bol. Oficial de la Pcia. Extraordinario 47 del 3/04/95
Texto

LEY N° 1146

La Legislatura de la Provincia sanciona con fuerza de Ley:

Artículo 1°.- Declárase a partir de la publicación de la presente emergencia del Régimen Previsional Provincial - Ley n° 571 y sus modificatorias - y congélanse todos los haberes previsionales de esta normativa, que superen el máximo que correspondiere percibir a partir de la vigencia de esta ley.

Art. 2°.- Establécese la incompatibilidad absoluta entre la percepción de haberes por cualquier cargo del orden nacional, provincial o municipal y la percepción correspondiente al beneficio previsional de cualquiera de los sistemas vigentes, con las únicas excepciones previstas en el artículo 91 de la Constitución Provincial.

Art. 3°.- Modifícanse a partir de la presente los artículos de la Ley n° 571 (T.O. 84/86) que se detallan a continuación:

TITULO II

CAPITULO I: RECURSOS FINANCIEROS

"Art.16.- Los recursos de la Caja se integrarán con:

A - 1: aportes de los afiliados activos:

1 - 1) Con el aporte del once por ciento (11%) sobre el total de sueldos, jornales y todo pago de dinero cualquiera sea la denominación que se le asigne, que en concepto de retribución de servicios perciban las personas comprendidas en el régimen de esta ley.

1 - 2) Con el aporte del trece por ciento (13%) de los afiliados numerados en el artículo 24 de la Ley 571 y sus modificatorias vigentes.

A - 2: Aportes de pasivos y pensionados.

2 - 1) Con el aporte del dieciséis por ciento (16%) aplicado sobre el excedente del haber máximo fijado a partir de la presente ley a los afiliados pasivos.

2 - 2) Con el aporte aplicado a los beneficiarios pasivos comprendidos en la Ley n° 384, del dieciséis por ciento (16%) sobre el excedente del haber máximo fijado a partir de la presente ley.

B: Contribuciones a cargo del Estado Provincial o los recursos financieros que los sustituyan.

1) Con la contribución del dieciséis por ciento (16%) sobre el monto de sueldos, jornales, remuneraciones, dietas y toda otra suma de dinero cualquiera sea la denominación que se le asigne, con que contribuirá el Estado, las dependencias, reparticiones, entidades autárquicas, descentralizadas, autónomas, y municipalidades y comisiones de fomento.

2) Si se tratare de remuneraciones correspondientes a los afiliados enumerados en el artículo 24, la contribución estatal será del dieciséis por ciento (16%) de los sueldos o retribuciones de cualquier naturaleza.

3) Con la contribución total de las asignaciones familiares correspondientes a los afiliados del presente régimen.

C: Intereses, multas y recargos.

D: Rentas provenientes de inversiones.

E: Donaciones, legados y otras liberalidades.

TITULO III

CAPITULO II: PRESTACIONES

Art. 22.- Las prestaciones que acuerda esta Ley son las siguientes:

1- Jubilación Ordinaria.

2- Jubilación Especial (art. 24 Ley 571).

3- Jubilación por Invalidez.

4- Jubilación por edad avanzada.

5- Pensión.

Art. 23.- Tendrán derecho a la jubilación ordinaria los afiliados que acrediten treinta (30) años de servicios con aportes efectivamente ingresados y que hubieran cumplido sesenta y un (61) años de edad los hombres, y cincuenta y ocho (58) años de edad las mujeres.

A los efectos de cumplimentar los requisitos de la edad establecida precedentemente, para acceder a la jubilación ordinaria, se determina una escala progresiva a partir de la presente y que es la siguiente:

Desde el año HOMBRES MUJERES

1995 58 55

1997 59 56

1999 60 57

2001 61 58

Art. 25.- Derogado.

Art. 26.- Tendrán derecho a la jubilación por invalidez, los afiliados que se incapaciten física y/o intelectualmente en forma total para el desempeño de cualquier actividad compatible con sus aptitudes profesionales, siempre que la incapacidad verificable se hubiera producido durante la relación de trabajo.

La posibilidad de sustituir la actividad habitual del afiliado por otra compatible con su capacidad residual par otras tareas, será determinada mediante dictamen fundado de los asesores médicos y la opinión legal respectiva.

La ínvalidez que produzca una disminución del 66% (sesenta y seis por ciento) de la capacidad laborativa dará derecho a la jubilación por invalidez.

Art. 28.- El beneficio de la jubilación por invalidez será definitivo cuando el titular acredite la edad de (60) sesenta años o hubiera percibido la prestación por lo menos durante quince (15) años.

La invalidez definitiva no da derecho al reintegro a la actividad ni a la conversión del beneficio.

Art. 29.- El afiliado deberá presentar indefectiblemente el certificado de aptitud psicofísico de ingreso a la Administración Pública donde constarán las afecciones orgánicas o funcionales adquiridas con anterioridad a su ingreso.

Si subsiste el mismo grado de incapacidad declarado oficialmente, no podrá ser invocada como causal para obtener la jubilación por ínvalidez.

La documentación referida es condición esencial para iniciar el trámite del beneficio ante este Organismo. Los Departamentos de Personal deberán entregar al afiliado que lo requiera, bajo apercibimiento de ley, la documentación citada que obrará en su legajo personal.

Art. 30.- La apreciación de la ínvalidez estará a cargo de los profesionales designados por la Caja de Previsión Social, los que integrarán la Junta Médica que determinará el grado y naturaleza de la ínvalidez, estando facultada para requerir todos los estudios e informes médicos que fueren necesarios para fundar su dictamen. Si el solicitante lo requiere, podrá estar presente el facultativo que lo asiste, cuyos honorarios correrán por cuenta del afiliado, como también la notificación del día de la realización de la Junta Médica.

Art. 31.- El Directorio del Organismo Previsional podrá mediante informe fundado, requerir nuevo dictamen pericial sobre cualquier caso que hubiere merecido dictamen de la Junta Médica constituida originariamente. En tal supuesto el afiliado deberá presentar nuevos elementos probatorios que justifiquen la constitución de otra Junta Medica.

Igual procedimiento se adoptará en los recursos administrativos, si el afiliado manifestare disconformidad sobre el dictamen médico emitido, debiendo acompañar otras pruebas documentadas, donde surgiera en forma inevitable el grado de incapacidad para la evaluación de los facultativos que se reunirán al efecto, dentro del plazo de sesenta días.

Art. 34.- Agrégase: "De comprobarse la transgresión a lo indicado dará lugar a la suspensión automática del beneficiado y será pasible de la sanción prevista en el artículo 96. En caso de incumplimiento determinará la perdida del beneficio".

Art. 35.- Derogado.

Art. 36.- Si la solícitud del beneficio se formulare después de transcurrido un año desde la extinción del contrato de trabajo a de la cesación del servicio activo, por cualquier causa, se presume que el afiliado se hallaba capacitado a esa fecha, salvo que de las causas generadas de la enfermedad surgiera la incapacidad y que fue adquirida durante la relación de trabajo.

Incumbe a los interesados aportar los elementos que acrediten la enfermedad invocada, la que será evaluada por la Junta Médica a que hace referencia el artículo 30.

Art. 37.- Agrégase: "Tales dictámenes no serán vinculantes ni obligatorios para esta Caja, constituyéndose en antecedentes para la posterior evaluación de la Junta Médica".

Art. 38.- Derogado.

Art. 39.- Tendrán derecho a la jubilación por edad avanzada los afiliados que:

a) Hubieren cumplido sesenta y cinco (65) años de edad.

b) Acreditaren quince (15) años de servicios con aportes a este régimen.

Art. 40.- En caso de muerte del jubilado o del afiliado en actividad o con derecho a la jubilación, gozarán de pensión los siguientes:

1) La viuda o concubina, el viudo o concubino incapacitado para el trabajo y a cargo del causante debidamente acreditado a la fecha del deceso, en concurrencia con:

a) Los hijos solteros hasta la edad de 21 años, siempre que estuvieran a cargo del causante, y no presten servicios remunerados o actividad rentada.

Este beneficio se extenderá hasta los 23 (veintitrés) años si a la fecha del deceso se encontraran cursando estudios superiores y terciarios, debiendo acreditar al comienzo y al final del curso lectivo su asistencia regular con el certificado oficial. Sin perjuicio de ello la Caja podrá requerir en cualquier momento la información de la Institución para acreditar la continuidad de los estudios.

Asimismo, la no presentación de la documentación solicitada y que fuera notificado debidamente, producirá la suspensión de la pensión o de la cuota parte correspondiente; la reanudación del pago se hará a partir de la fecha que se presentaren los certificados, debidamente registrados por esta Caja.

b) Los nietos, huérfanos de padre y madre a cargo del causante por tutela o guardia judicial acreditada, hasta los 21 años, beneficio que se extenderá hasta los 23 años si cursan estudios superiores, y en las condiciones indicadas precedentemente. Si fueran discapacitados o incapacitados para el trabajo también a cargo del causante.

c) Los hijos discapacitados o incapacitados para el trabajo, siempre que no gozaren de jubilación, pensión, retiro, prestación no contributiva, quienes se presentaran con los tutores o curadores designados judicialmente, y a partir de la cual tendrán derecho a percibir la prestación.

A los fines dispuestos precedentemente la autoridad de aplicación decidirá acerca de la validez y efectos jurídicos de los instrumentos legales presentados que determinen el estado civil invocado, como también se verificará por el área especifica la situación de incapacidad o enfermedad, domicilio y todo otro informe que fuere necesario para acreditar el pago de la prestación o su extinción.

La pensión es una prestación derivada del derecho a la jubilación del causante que, en ningún caso genera a su vez, derecho a pensión.

Art. 41.- Derogado.

Art. 42.- Derogado.

Art. 43.- El haber de la pensión será distribuido proporcionalmente entre quienes acrediten el derecho al beneficio en las condiciones del artículo 40 de la presente ley.

Art. 44.- Derogado.

Art. 45.- La concubina o el concubino tendrán derecho al beneficio de pensión cuando acreditare fehacientemente que ha convivido públicamente en aparente matrimonio con el causante durante un lapso mínimo e ininterrumpido de cinco (5) años.

El plazo de convivencia se reducirá a dos años cuando hubiere descendencia reconocida o el causante haya sido soltero, viudo o divorciado.

La autoridad de aplicación determinará los requisitos necesarios para probar el aparente matrimonio.

El o la convivencia excluirá al cónyuge supérstite en el goce de la pensión, excepto si en la vida el causante hubiera estado contribuyendo el pago de los alimentos, acreditado con documentaciones oficiales o el supérstite se hallare divorciado por culpa del causante. En este último supuesto el beneficio se otorgará a ambos en partes iguales.

Art. 47.- El derecho a pensión se extinguirá:

1) por muerte del beneficiario o su fallecimiento presunto declarado judicialmente.

2) Para el cónyuge o el concubino supérstite desde que contrajeron matrimonio o hicieran vida marital del hecho.

CAPITULO III: DISPOSICIONES COMUNES

Art. 48.- Para tener derecho a cualquiera de los beneficios que acuerda la presente ley, el afiliado debe reunir los requisitos necesarios para su logro encontrándose en actividad, salvo los casos que a continuación se indica:

a) Cuando acreditare quince (15) años de servicio con aportes a esta Caja de Previsión Social, tendrá derecho a la jubilación por invalidez, si la incapacidad se produjera dentro del año siguiente al caso.

Art. 49.- Será Caja otorgante de las prestaciones este Régimen previsional cuando el afiliado cumplimente todos los requisitos exigidos por sus disposiciones. Si el afiliado acreditare servicios prestados en otra Caja, solo podrán computarse tales servicios con la transferencia activa de los aportes a este régimen, como requisitos para su computo total.

A partir de la vigencia de la presente ley no se considerarán ni computarán los servicios con aportes a otro régimen si no hubieran ingresado efectivamente los aportes.

Art. 50.- Derogado.

Art. 51.- Modifícase inciso b): "No puede ser enajenadas ni afectadas por derecho alguno."

CAPITULO IV: HABERES DE LAS PRESTACIONES

Art. 55.- El haber mensual de las jubilaciones de esta normativa, se calculara tomando el promedio ponderado de las remuneraciones sujetas a aportes y contribuciones, percibidas por el afiliado durante los diez (10) mejores años continuos desempeñados dentro de este régimen previsional y de acuerdo a los porcentajes que se establecen para cada prestación. Igual procedimiento se adoptará para los reajustes o transformación del haber jubilatorio.

Art. 56.- A los fines del artículo precedente se aplicarán los siguientes porcentajes:

1- Para la jubilación ordinaria y especial el 82%.

2- Para la jubilación por invalidez:

a) 70% si al momento de cesar la actividad el afiliado acreditare una antigüedad de hasta quince años.

b) 75% si acreditare una antigüedad de hasta veinte años.

c) 80% si acreditare una antigüedad de hasta veinticinco años.

3- Para la jubilación por edad avanzada será equivalente al 65% (sesenta y cinco por ciento)

4- La pensión será equivalente al mismo porcentaje del haber de la jubilación que gozaba o le hubiere correspondido al causante.

5- Los porcentajes fijados precedentemente serán aumentados en un medio por ciento (1/2%) por cada año de servicio que sobrepasan los mismos.

Art. 57.- La movilidad de las prestaciones serán fijadas individualmente y en relación directa con el aporte personal y contribución estatal efectivamente ingresadas por los distintos conceptos que integran las remuneraciones o sueldos. Tal adecuación se hará conforme a las alteraciones que experimente la remuneración del propio cargo, en igualdad de condiciones con el otrora desempeñado por el jubilado.

Art. 59.- Derogado.

Art. 60.- Las prestaciones se abonaran a los beneficiarios:

a) Las jubilaciones ordinarias, especiales, por invalidez y por edad avanzada, desde el día que hubiere dejado de percibir remuneraciones del empleador, o desde la fecha del otorgamiento del beneficio que acredite el cumplimiento de todos los requisitos exigidos por la presente ley. Cuando no resultare factible determinar la misma, la liquidación se hará a partir de la fecha en que cumplimente todos los reclamos legales.

b) La pensión desde el día siguiente de la muerte del causante o del día fijado judicialmente en caso de fallecimiento presunto, para los beneficiarios del artículo 40 de la presente ley.

Si alguno de ellos se presentare transcurrido seis (6) meses del deceso, se liquidará el haber de la pensión desde la fecha de la presentación de la solicitud del beneficio.

Art. 62.- El haber jubilatorio del afiliado que aporte por dos tareas a esta Caja, en razón de desempeñar hasta dos cargos, siempre que no resultare incompatible de acuerdo a las disposiciones legales y constitucionales, se determinara en un todo de acuerdo a las prescripciones de los artículos 55 y 56 de la presente, en proporción a los años de servicio. Para acceder a este beneficio se debe acreditar diez (10) años de servicios, simultáneos con aportes efectivos ingresados.

HABERES MINIMOS Y MAXIMOS

Art. 63.- Fijase un haber mínimo para las jubilaciones y pensiones de esta normativa que será equivalente a la remuneración mínima de la escala salarial del personal de la Administración Pública Provincial, y un haber máximo que será equivalente a quince (15) veces al haber mínimo. Los adicionales y suplementos que fueren percibidos por el afiliado en actividad y objeto de aportes y contribuciones podrán ser considerados en la primera liquidación en tanto no excedan el haber máximo iniciado.

Art. 64.- Los haberes liquidados en virtud de leyes anteriores a la presente y que superen el haber máximo precedentemente establecido, estarán sujetos a la deducción del dieciséis por ciento (16%) aplicados sobre el excedente de dicho monto máximo.

CAPITULO V: REMUNERACIONES Y COMPUTOS DE TIEMPO

Art. 65.- Se considera remuneraciones a los fines de la presente ley, todo ingreso que percibiera el afiliado en dinero, en concepto de sueldo, sueldo anual complementario, salario, honorarios, dietas, comisiones, participaciones en las ganancias, habilitación, propinas, gratificaciones por productividad, asistencia social al personal, zona inhóspita, todo otro suplemento o adicional que revista el carácter de habitual y regular; gastos de representación o protocolares excepto en la parte efectivamente gastada y acreditada por medio de comprobantes, también en forma regular, las compensaciones o retribuciones cualesquiera fuese la denominación que se le asigne, sujetos a aportes y contribuciones efectivamente ingresados al Organismo Previsional.

Se considerará asimismo remuneración las sumas a distribuir a los agentes de la Administración Pública o que estos perciban:

a) en carácter de premio estimulo, gratificaciones y otros conceptos de similares características. En este caso los aportes estarán a cargo del agente a cuyo efecto antes de la distribución de dichas sumas se deberá retener el importe pertinente a ingresar mensualmente al Organismo Previsional de acuerdo al mecanismo establecido.

b) En carácter de Caja de empleados, cuando estuviera autorizado, en este aso la entidad que tenga a su cargo la recaudación y distribución de estas sumas practicara los descuentos correspondientes a los aportes personales y los depositara conjuntamente con la contribución legal.

Art. 66.- Se excluye "Asignaciones familiares".

Art. 67.- Se computara el tiempo de los servicios continuos o discontinuos presentados a partir de los dieciséis años de edad en actividades comprendidas en este Régimen o en otro incluido en el sistema de reciprocidad jubilatorio vigente.

No se computaran los periodos de servicios no remunerados correspondientes a interrupciones o suspensiones legales.

En caso de simultaneidad de servicios a los fines del computo por antigüedad, no se acumularan los tiempos y para su pago solo serán considerados hasta dos servicios simultáneos con aportes debidamente acreditados.

La antigüedad sin aporte a este Régimen e actividad, como cualquier otro adicional o suplemento no ara derecho a la incorporación al haber previsional de los mismos.

El computo de los servicios anteriores prestados sin aportes, a partir de la presente ley no resultaran obligatorios para la Caja de Previsión Social, salvo en las condiciones establecidas. Los cargos por aportes ya satisfechos no darán derecho a su reintegro o devolución.

Art. 70.- Se computarán como tiempos de servicios:

a) Los servicios efectivos continuos o discontinuos prestados a partir de los dieciséis (16) años de edad, o desde la provincialización del territorio si esta fuera posterior y desarrollados en actividades comprendidas en la Administración Provincial, municipal o Comisiones de Fomento.

b) Los servicios del personal contratado y funcionarios sin obligatoriedad de aportes, mediante la formulación del cargo con aporte personal y contribución estatal o la constancia de acreditación de su reconocimiento por parte del Organismo o repartición, para el debido reclamo de la Caja.

c) Los periodos de licencia, descansos legales, enfermedad, accidente, maternidad, y otras causas que no extingan la relación laboral, siempre que en tales períodos hubiera percibido remuneraciones e ingresando los aportes.

d) Los prestados por los afiliados que sean incorporados para la defensa nacional, desde la fecha de su convocatoria y hasta treinta días de su baja, siempre que estuvieran vinculados a la Administración Pública y no percibiera remuneración como actividad rentada.

e) Los servicios prestados en las Fuerzas Armadas, y los militarizados como también los policiales cumplidos en las fuerzas de seguridad y defensa siempre que no hayan sido utilizados total o parcialmente para obtener un retiro o similar.

Los servicios remunerados precedentemente que fueren prestados sin aportes podrán hacerse reconocer a los efectos solo de su cómputo, mediante el pago del aporte personal y contribución estatal en su caso. La Caja podrá autorizar su financiamiento hasta un plazo máximo de seis (6) meses, previo al otorgamiento del beneficio interesado.

La contribución estatal que no fuera abonada por el Estado, podrá en su caso resultar a cargo del afiliado.

Art. 71.- Se deroga "último párrafo".

Art. 73.- Para computar servicios acreditados mediante constancias de documentos oficiales, los interesados deberán presentar las pruebas fehacientes que fueros efectivamente prestados con el aporte y la contribución respectiva, estando a su cargo las diligencias necesarias para la obtención de las mismas.

Art. 74.- En los casos que se acreditare servicios en los términos del artículo anterior, que no se supiera la naturaleza de las actividades y la remuneración correspondiente, la Caja estimará de acuerdo a la índole e importancia de aquella tanto los aportes como la remuneración.

Art. 75.- La Caja computará los servicios prestados por los afiliados en otros sistemas de previsión nacionales, provinciales o municipales, siempre que los mismos mantengan relaciones de reciprocidad vigente o celebren convenios aprobados legislativamente. Tales servicios deberán estar debidamente reconocidos, determinados e ingresados los respectivos aportes y contribuciones para que este Régimen proceda a su cómputo.

Art. 76.- La Caja de Previsión Social podrá celebrar convenios de reciprocidad con otras provincias los que posteriormente deberán ser aprobados legislativamente para su vigencia.

Art. 77.- Las Resoluciones que la Caja emita como autoridad de aplicación, con relación a los servicios, cargos, aportes y toda otra cuestión relacionada con el sistema jubilatorio, será de cumplimiento obligatorio para todos los Organismos y Reparticiones oficiales comprendidos en el mismo, sin perjuicio de las facultades previstas en el artículo 9° de la Ley n° 571/86.

Art. 78.- Derogado.

Art. 79.- Derogado.

CAPITULO I

OBLIGACIONES DE LOS EMPLEADORES

Art. 80.- Agregase al inciso j): "Verificar el estricto control del doble empleo y del cumplimiento de las leyes de incompatibilidades en cada sector, como requisito previo al cese o baja, y entrega de certificación de los servicios correspondientes".

CAPITULO II

OBLIGACIONES DE LOS AFILIADOS Y DE LOS BENEFICIARIOS

Art. 83.- Modifícase el inciso a): que quedara redactado de la siguiente manera: "Suministrar los informes requeridos por la autoridad de aplicación, referente a la situación frente a las leyes previsionales o a los respectivos regímenes de incompatibilidades vigentes, tales como el desempeño simultaneo de dos o más cargos rentados.

Art. 84.- Agrégase al inciso b): "asimismo si ingresare a alguna actividad rentada".

TITULO V

CAPITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Art. 85.- Modifícase el último párrafo: "después de interpuesto el recurso, no se procederá a la recepción de nuevos escritos ni de otras pruebas".

Art. 86.- Derogada.

Art. 92.- Para resolver cualquier cuestión no prevista en la presente ley, serán de aplicación las leyes nacionales análogas vigentes.

Art. 93.- Los beneficiarios de prestaciones establecidas en el artículo 82, inciso 1 al 4 quedaran sujetos a los siguientes:

a) Para entrar en el goce del beneficio deberán cesar en toda actividad en relación de dependencia.

b) Si ingresaren a cualquier actividad, se le suspenderá automáticamente el goce del beneficio hasta la acreditación del cese. La verificación por el Organismo Previsional de aportes ingresados por otra actividad, determinará la suspensión del pago del haber.

Art. 94.- Percibirá la jubilación sin limitación alguna el jubilado que continuare o se reintegre a la actividad en cargos docentes o cátedras del nivel universitario. Esta compatibilidad se extenderá a los cargos de investigación científica del mismo nivel. La excepción se aplicará a horas cátedras del nivel terciario, no universitario, por falta de personal con título docente para el desempeño de las mismas. En este caso en particular se deberán ajustar al Régimen de incompatibilidad vigente computándose como activo él o los cargos pasivos que dieron lugar al beneficio jubilatorio.

Los jubilados contemplados en este artículo podrán transformar el beneficio jubilatorio mediante el cómputo de los servicios prestados y/o resultar beneficiados con el incremento del porcentaje, siempre que acumulen un mínimo de tres (3) años.

Art. 95.- Derogado.

Art. 96.- Si el reingreso en la actividad dependiente se hubiera producido sin comunicar dicha circunstancia a la Caja, en el termino de sesenta (60) días corridos, a partir de la fecha de reingreso en la actividad, el jubilado será suspendido en el goce del beneficio a partir de la fecha en que la Caja tome conocimiento de tal hecho; en cuyo caso el beneficiario deberá reintegrar lo percibido como haber jubilatorio, con intereses. De haberse extinguido el beneficio, la Caja estará facultada a iniciar las acciones legales tendientes a su recupero.

Art. 100.- El jubilado que hubiera vuelto a la actividad solo podrá transformar el haber jubilatorio en base a los prescripto en el artículo 55 en concordancia con lo dispuesto en los artículos 63 y 64, respectivamente, del presente texto legal.

Art. 101.- Solo se considerarán las prestaciones otorgadas por esta ley, no pudiendo acumularse en una misma persona dos o mas prestaciones, con excepción:

a) La viuda que tendrá derecho al goce de su jubilación y la pensión.

b) Los hijos quienes podrán gozar de hasta dos pensiones derivadas de sus padres.

Art. 104.- Modifícase el último párrafo: "y sólo hasta la fecha del deceso y de acuerdo al monto que percibía como prestación".

Art. 105.- Ante la falta de documentación oficial por pérdida o destrucción, acreditada con el acta detallada de los mismos, y donde se hallen registrados servicios, los Organismos y Reparticiones provinciales que correspondan, deberán certificar la inexistencia de dicha documentación y extender la constancia que avale la causa referida, bajo la responsabilidad del funcionario competente o podrá acreditarse mediante información sumaria ante los jueces de primera instancia o jueces de Paz si correspondiere.

Art. 106.- Derogado.

Art. 111.- No podrán actuar como gestores previsionales quienes hayan sido empleados de la Caja de Previsión Social hasta despues de diez (10) años contados de la fecha de cesación del cargo. Asimismo quienes se hayan desempeñado como gestores previsionales no podrán ejercer cargos jerárquicos del Organismo por el mismo lapso de tiempo. Toda infracción a los indicado dará lugar a las instrucciones sumariales a los funcionarios o agentes que teniendo conocimiento de tal circunstancia no dieran cuenta a sus superiores inmediatos para la adopción de las medidas pertinentes.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Art. 117.- Los aportes referidos a los docentes de cualquier modalidad o nivel transferidos a la Provincia mediante convenios aprobados legislativamente, integraran los recursos de la Caja de Previsión Social, y su ingreso constituirán condición esencial para el reconocimiento de los servicios prestados por tales afiliados.

En caso de incumplimiento del ingreso de las deudas previsionales reconocidas por ales convenios, determinará el carácter ejecutivo y autorizara al Organismo Previsional a requerir la ejecución de la medida prevista en el artículo 107 de la Ley n° 571/86.

Art. 118.- Aquellos docentes comprendidos en la medida que no aportaron a esta Caja (nacionales o privados), deberán ajustarse al régimen de reciprocidad vigente y cumplimentar los recaudos exigidos en el sistema previsional provincial que rija, para obtener algún beneficio obligatorio.

Art. 119.- Establécese el plazo de treinta (30) días hábiles a contar de la presente, para que los agentes con beneficios otorgados por la Caja de Previsión Social tramiten el cese del servicio activo y queden comprendidos dentro del régimen anterior. Vencido el plazo citado, quedaran automáticamente sin efecto todas las jubilaciones concedidas oportunamente debiendo ajustarse a lo prescripto en la presente ley.

Los expedientes de mero trámite, no concluidos con el otorgamiento del beneficio también quedarán sin efecto o susceptible de pasar al nuevo texto legal vigente.

Art. 120.- A los efectos de interpretación de esta ley, las disposiciones de la Ley n° 571/86 que no fueron derogadas expresamente mantienen su vigencia.

Quedan derogadas también las modificaciones siguientes y concordantes efectuadas al citado texto legal.

Art. 121.- Determínase a partir del mes de marzo de 1995, la obligatoriedad de los ingresos de los aportes y contribuciones de los afiliados activos y pasivos previstos en el artículo 16 de la presente ley.

Art. 4°.- Comuníquese al Poder Ejecutivo, publíquese y archívese.

Sancionada en la Sala de Sesiones de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Formosa, el quince de Marzo de mil novecientos noventa y cinco.-

VIRGILIO LIDER MORILLA/GILDO INSFRAN

Secretario Legislativo/Presidente Provisional

Sitios de Interés

Escudo congreso          Escudo senado          Escudo biblioteca          Escudo portal fsa        Escudo judicial          Escudo infoleg